Lo más visto

Más de Revistas

El origen de la atrocidad

Los hombres debemos ser los primeros en sumarnos a esta batalla, pues siempre hemos sido los perpetradores de un trato desigual en muchos ámbitos de la sociedad. Revertir esto sería un gran legado para las próximas generaciones.
Enlace copiado
El origen de la atrocidad

El origen de la atrocidad

Enlace copiado
Conocí a Yolanda Henríquez cuando estaba ingresada en el Hospital Rosales. Ella aún se recuperaba de la salvaje agresión que había sufrido meses antes. Su caso era bien conocido por aquellos días. Los periódicos y noticieros informaron sobre el ataque a Yolanda en un caserío remoto en la frontera con Guatemala.

El 8 de febrero de 2014 al anochecer, su expareja la intentó asesinar con un machete en un brutal acto de violencia doméstica. El primer filazo le partió el rostro y le quebró la nariz y la mandíbula. También la laceró en manos, espalda, rodillas y, finalmente, la dejó tirada en el piso para que se desangrara.

Lea la columna completa en el nuevo sitio de Séptimo Sentido: "El origen de la atrocidad"

Tags:

Lee también

Comentarios