El reparto del dinero

Que la Asamblea Legislativa hable de un aumento en su presupuesto, por las razones que fueran, suena insensato en estos momentos.
Enlace copiado
El reparto del dinero

El reparto del dinero

Enlace copiado
<h2>OPINIÓN (Desde allá) Estados Unidos</h2><p>Mundos enlazados</p><p></p><p> *Periodista salvadoreña radicada en San Francisco, California</p><p></p><p>El presupuesto de la Asamblea Legislativa siempre ha sido un tema desconocido para la población salvadoreña. Los detalles del cuánto y el cómo gastan los legisladores los fondos que les son asignados rara vez son divulgados en su totalidad, a diferencia de los gastos de otros ministerios, que son publicados y escudriñados por los diputados.</p><p></p><p>Sin embargo, la Asamblea Legislativa tiene proyectado incrementar su presupuesto para 2013 a $57.8 millones. Para el año en curso, su presupuesto fue de $56.3 millones. Es decir que se dispondrá de $1.5 millones adicionales para el próximo año.</p><p></p><p>Hablar de un aumento presupuestario por motivo de inflación suena un poco incoherente en el caso de la Asamblea Legislativa, cuando muchas otras instituciones que benefician directamente a la población con los servicios que ofrecen no reciben estos mismos ajustes.</p><p></p><p>En ejercicios fiscales anteriores hemos visto cómo las carteras de Salud y Educación, la procuraduría y Seguridad Pública sufren recortes o invariaciones en sus presupuestos.</p><p></p><p>Por ejemplo, la Universidad de El Salvador (UES) ya anunció que su presupuesto se mantendrá igual para el año entrante. Esto a pesar de que la demanda que tiene la universidad crece cada año y cada inicio de ciclo la institución se ve obligada a cerrarle la puerta a cientos de estudiantes que desean continuar sus estudios superiores por falta de cupo.</p><p></p><p>Sin embargo, la Corte Suprema de Justicia tiene su presupuesto fijo por mandato de la Constitución de la República y la Asamblea Legislativa simplemente consulta a la Presidencia para saber si hay disponibilidad de fondos y los incluye en el presupuesto.</p><p></p><p>Que la Asamblea Legislativa hable de un aumento en su presupuesto, por las razones que fueran, suena insensato en estos momentos. Sobre todo si se toman en cuenta los escándalos que ha tenido en este período, con énfasis en materia económica. De nuevo se han revelado las contrataciones de parientes de los diputados en plazas legislativas, gastos excesivos en viajes, fiestas y banquetes e intentos de aumentos salariales.</p><p></p><p>Ahora los diputados alegan que el ajuste se debe a la “inflación” y que es para hacer crecer las oficinas de la Asamblea en el interior del país.</p><p></p><p>Las oficinas de la Asamblea en los diferentes departamentos es un proyecto del cual se viene hablando desde hace muchos años y que prácticamente ha fracasado. Varias de las oficinas tuvieron que cerrar porque ni los diputados las usaban.</p><p></p><p>Cuando el Estado está haciendo esfuerzos por reducir gastos, recortes que incluyen subsidios, suena un poco incoherente que la Asamblea Legislativa se aumente $1.5 millones.</p><p></p><p>Seguramente la Asamblea puede ahorrarse un millón y la mitad si se decide a reducir los gastos que tiene, si deja de contratar a sus familiares y a sus cheros, si se reducen los viajes que hacen los diputados y la cantidad de viáticos que llevan cada vez que hacen viajes y, claro, si hacen fiestas menos ostentosas.</p>

Tags:

  • revistas
  • septimo-sentido

Lee también

Comentarios

Newsletter