Lo más visto

El tiempo detenido en un paisaje blanco y negro

Dos días después de la catástrofe del volcán de Fuego, los rescatistas continúan su trabajo en una aldea que perdió su color. El interior de las casas que no están enterradas muestra cómo el tiempo se detuvo. Casi todo quedó en su lugar, cubierto de un manto de cenizas grisáceo.
Enlace copiado
El tiempo detenido en un paisaje blanco y negro

El tiempo detenido en un paisaje blanco y negro

Enlace copiado

La aldea de San Miguel Los Lotes perdió su color. Parece una fotografía en blanco y negro de lo que algún día fue un lugar habitable. Ahora es un desierto de ceniza, apagado, triste. Debajo, están todavía los cadáveres de decenas de personas.

La maquinaria fue abriendo paso estos días hasta hacer reaparecer la carretera principal, la Ruta Nacional 14, una calzada de asfalto que ahora simula un camino de terracería más. Unos metros antes, detrás de un cordón rojo, un bombero voluntario da instrucciones a periodistas. “Si quieren entrar, tenemos que ir juntos. No nos separemos por favor. Y no se salgan de los caminamientos”. Comienza el recorrido. Una excursión de 50 personas que pasean por una zona devastada.

Leer reportaje completo en: El tiempo detenido en un paisaje blanco y negro de Carmen Quintela / Plaza Pública / Guatemala

Lee también

Comentarios