Emprenegocios: Saber negociar

Enlace copiado
La negociación es la parte en donde ambas áreas en conflicto se ponen de acuerdo.

La negociación es la parte en donde ambas áreas en conflicto se ponen de acuerdo.

Enlace copiado

La negociación es la parte en donde ambas áreas en conflicto se ponen de acuerdo y se logra el fin del conflicto. Esto puede resultar en un conflicto funcional, en donde se mejora el desempeño del equipo, o puede ser disfuncional, en donde el equipo ve afectado su rendimiento o llega hasta a desintegrarse.

Es de saber dar y recibir, ya que existen diferentes tipos de negociaciones: gano/pierde, gano/gana, pierdo/gana o el famoso pierdo/pierde, y es de conocer cuáles son las distintas concesiones en ambas partes conflictuadas.

Por ejemplo, cuando una persona vende un terreno, un empresario llega a un acuerdo sobre salarios o un diplomático pone fin a un conflicto de límites, lo hace aceptando ideas ajenas y consiguiendo que el otro acepte las propias, y se beneficia, por lo que los mejores negociadores ven la ocasión como un gran reto.

Debe prepararse de antemano para prevenir contratiempos y para que cuando se encuentre con el otro, se abra el camino a nuevas ideas. Como resultado, ambas partes flexibilizan criterios, modifican posturas, alteran prioridades, mientras se mantienen firmes en la defensa de sus intereses.

Es así, entonces, que el grado de satisfacción alcanzado al final de la negociación depende tanto del proceso en sí mismo como de diferencias existentes entre el punto de partida inicial y el punto de acuerdo. Esto se advierte especialmente cuando las partes se vuelven a encontrar.

En esas circunstancias, la buena negociación facilita el inicio de la nueva etapa. Esto se hace más visible aún cuando negocian a lo largo de mucho tiempo, porque tiende a equilibrarse el cumplimiento de las metas de ambas.

Es imposible pensar en una relación de largo alcance, sin que se dé este fenómeno, por la sencilla razón de que no puede haber una parte que gane y otra que pierda indefinidamente.

Quizás subsistan quienes lo niegan, pero internamente saben que, de no darse así, es porque no están negociando.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter