En el mismo puesto

Un fenómeno con tantas caras y tan complejo no puede atajarse desde un solo flanco y tampoco puede resolverse en tres años.
Enlace copiado
Enlace copiado
Desde que llegaron a las calles de San Salvador, el número de vendedores no ha hecho más que crecer. No se han ido, y si se han ido, ha sido solo para volver. Este es el invariable escollo con el que tropieza cada administración que llega a la comuna capitalina. No importa si el plan con el que llegan tiene un nombre largo o corto. No importa si le dicen diálogo o mesa de negociación. El resultado, desde hace décadas, ha sido el mismo. Ellos permanecen, las administraciones cambian.

En esta edición el periodista Ronald Portillo nos pone en perspectiva la cantidad de medidas tomadas para ordenarlos, reducirlos o reubicarlos. Y nos expone también –entre los perfiles de los comerciantes– las principales características por las que este colectivo no se ha movido de su puesto, eso que defienden como propiedad, aunque sea una vía pública.

Hará falta más que un desalojo, o más que la construcción de un mercado para resolver como es debido un problema social, cultural. Hará falta más de un gobierno municipal y más que tres o siete mesas o diálogo. En cálculos conservadores, se habla de 30,000 personas en las calles. Hay otros que hablan hasta de 70,000. Y eso si se habla solo de los que usan el espacio para vender, porque se menciona también a los que usan ese espacio para cometer delitos.

Un fenómeno con tantas caras y tan complejo no puede atajarse desde un solo flanco y tampoco puede resolverse en tres años. Mientras haya gobernantes con esa idea, que en algunos casos puede estar ligada a proselitismo, los vendedores seguirán en las calles. Es la sentencia a cumplir para un país que ha decidido vivir sin visión a largo plazo. País, sí, porque también es un error pensar que esto le compete solo a la capital.

Este número incluye también un perfil hecho por Claudia Selser, periodista argentina, a Máxima Zorreguieta, quien pronto asumirá como reina de Holanda. En este texto se abordan algunas de las renuncias a las que se ha tenido que someter esta carismática mujer en su camino al trono. Y al final tenemos un texto que describe las condiciones en las que vive la comunidad de beduinos, una población a la que el Gobierno de Israel intenta llevar proyectos de desarrollo.

Tags:

  • vendedores
  • via publica
  • desalojo
  • Maxima Zorreguieta
  • beduinos

Lee también

Comentarios

Newsletter