Lo más visto

Entre cafres y negligentes

Del Ejecutivo se podría esperar más determinación para ordenar un sector que ha tenido como norma la anarquía.
Enlace copiado
Entre cafres y negligentes

Entre cafres y negligentes

Enlace copiado
OPINIÓN (Desde acá)

Sextadécima

*Periodista salvadoreño

Los accidentes de tránsito se han elevado exponencialmente en el país, posiblemente en correlación al mismo número de automóviles que circulan por las calles, y quizá de manera especial en correspondencia con la esquizofrenia, la ansiedad y el salvajismo que se ven expresados de diferentes maneras en la sociedad.

De acuerdo con las estadísticas de la Dirección de Tránsito, la mayoría de accidentes ocurren debido a una distracción del conductor, como el uso del celular. Resulta interesante que la incidencia de casos de conductores ebrios ha disminuido hasta ubicarse en la quinta posición.

Menos ebrios al volante supondría el resultado de una intensa campaña que se articuló por varios años consecutivos y que terminó bajando la estadística de accidentes cometidos por “conductores temerarios”, al hacer conciencia de que la combinación de alcohol y volante hacen un coctel mortal.

Pero este mes han ocurrido varios hechos lamentables que revelan el grave menosprecio por la vida y que de nuevo colocan a las mujeres en calidad de víctimas.

El caso más repudiable tiene que ver con un energúmeno al volante. Un par de días antes de que el mundo conmemorara el Día Internacional de la Mujer, un conductor de un autobús del transporte colectivo, en la mejor expresión de la época de la caverna, arrolló y mató a una mujer cuando ella se paró para reclamarle por haber golpeado su vehículo.

En otro hecho, dos sujetos en estado de ebriedad golpearon hasta asesinar a una anciana cuando ella intentó defender a sus dos nietos de que fueron vapuleados. Uno de los pequeños todavía se encuentra en estado de salud delicado.

Los dos acontecimientos fueron cubiertos con amplitud en los medios de comunicación y provocaron la reacción social, pero una vez más resultó curioso que la mayoría de organizaciones de defensa de la mujer enmudecieran ante esos actos o parecieran indiferentes, una actitud que difiere cuando se trata de casos políticos connotados.

No está de más que la indignación por el maltrato o el extremo del asesinato de una mujer se aplique para todas, sin importar si en aquel caso la víctima es esposa de un diputado o familiar de un funcionario de alto nivel.

De los representantes de las gremiales de autobuses no se podía esperar más, en tanto sobre ellos carga mucha de la responsabilidad compartida o solidaria de muertes ocasionadas por el mal mantenimiento de sus unidades, o en el caso anterior por contratar a personas sin pasarlas por ningún filtro.

Del Ejecutivo, y en este caso del actual Viceministerio de Transporte, se podría esperar más determinación para ordenar un sector que ha tenido como norma la anarquía. No basta que se exija a los transportistas a formalizar la relación laboral con los empleados para mejorar así el control sobre estos o que el presidente llame a la Fiscalía General a aplicar todo el peso de la ley, porque, después de todo, la negligencia también ha sido compañera de viaje de los gobiernos de antes y de ahora.

Algunas pinceladas en la búsqueda del orden, como la ejecución del Sistema Integral del Transporte Público de San Salvador (SITRAMSS), no parecen suficientes cuando en el fondo lo que subyace es el intento de calzar el desarrollo de ese proyecto con el tiempo y la ruta electoral de febrero de 2014.

Si es todo lo contrario, deberían explicar entonces con más claridad por qué debieron transcurrir casi cuatro años para que se comenzara a observar alguna iniciativa concreta. No se vale seguir atribuyendo lo que no se hace viendo por el retrovisor del pasado a modo de justificación, porque eso es también negligencia que termina confabulándose con los cafres del volante y coloca a los ciudadanos en una posición de víctimas indefensas.

La actual administración tiene solo meses para tomar algunas medidas concretas, porque después de la elección de febrero de 2014 todo quedará en suspenso hasta junio, sobre todo si lo que ocurre es la alternancia.

Tags:

  • William Melendez
  • accidentes de transito
  • victimas
  • Dia Internacional de la Mujer
  • Sextadecima

Lee también

Comentarios