Lo más visto

“Estaba seguro de que iba a morir pronto”

Pocos podrían creer que el hombre alto, delgado y de lentes que se mueve y habla con tanta calma fue parte de la guerrilla salvadoreña durante más de una década. Pero, terminada la guerra, Huezo Mixco se ha dedicado con la misma disciplina que en los campamentos, a escribir y escribir. En esta entrevista habla de su segunda novela “La casa de Moravia” y de sus procesos personales a la hora de apostar por la literatura.
Enlace copiado
Enlace copiado
Es 1.º de abril y si todo hubiera ido según lo planeado por el ímpetu de la juventud, Miguel Huezo Mixco estaría en la celebración de los 47 años que han pasado desde la creación de las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), uno de los cinco movimientos guerrilleros que conformaron al Frente Farabundo Martí para La Liberación Nacional (FMLN). Pero desde hace más de 20 años Miguel está alejado de banderas y esta mañana de sábado recibe en la sala de su casa a un equipo de periodistas.

Antes de que inicie la entrevista, Miguel –de 62 años– cuenta acerca de un tatuaje que recién se retocó en el brazo derecho. En la muñeca izquierda, lleva tatuada una pluma. Vive con su pareja en una tranquila casa en la que se cuela el canto de los pájaros que parecen sacados de una grabación. Antes fue el encargado de propaganda de las FLP y su jefe directo fue el comandante Leonel, el ahora presidente Salvador Sánchez Cerén. Durante el conflicto armado, después de que su pareja de entonces murió, solicitó permiso para salir de la guerrilla y dedicarse a escribir. Leonel no se lo concedió: “Bueno si lo que querés es escribir, ¿por qué no sos capaz de hacerlo aquí?”, le retó.

Lea el contenido completo en: "Estaba seguro de que iba a morir pronto"

Tags:

  • La Casa de Moravia
  • Camino de Hormigas
  • Miguel Huezo Mixco
  • literatura salvadoreña
  • FPL
  • conflicto armado
  • novela

Lee también

Comentarios