Lo más visto

Estrella de la televisión

Tener de amigo a Bush es una gran credencial para llegar a la presidencia, pero lo es más aparecer en el prime time.
Enlace copiado
Estrella de la televisión

Estrella de la televisión

Enlace copiado
<h2>OPINIÓN (Desde acá) </h2><p>Me gusta cuando callas</p><p></p><p> *Periodista salvadoreño</p><p></p><p></p><p>No recuerdo la fecha, les soy franco. Pero si habría que calcularla diría que fue durante el primero o segundo año de universidad, es decir, entre 2000 y 2001. Una compañera de alguna materia que ahora no recuerdo, que trabajaba en ese momento en televisión, me lo comentó escuetamente a la salida de clases. Me dijo más o menos lo siguiente: “¿No querés ir a un casting para un programa?” Seguramente me dijo el nombre del programa y de qué iba, pero la información no la retuve. Le agradecí. Igual y voy, creo que le mentí. Evidentemente ella hacía una simple cortesía, pero yo, de chivatada, nunca fui al dichoso casting. No tenía manera de saberlo en ese momento: había obviado –lapidado– mi oportunidad de llegar a ser el Inquilino del 5500 de la alameda Dr. Manuel Enrique Araujo.</p><p> Al principio, supongo, todos pensamos que se trataba de una mera coincidencia; sin embargo, tras los dos descalabros recientes (y el que desgraciadamente se avecina), resulta muy claro que la vida televisiva es un requisito imprescindible para llegar a la casa blanca salvadoreña. No es joda: realmente es blanca. No hay, al menos que yo sepa, una iniciativa para reformar el artículo 151 de la Constitución. Una necesidad urgente. El cambio que me imagino: “Para ser elegido presidente de la República se requiere: ser salvadoreño por nacimiento... (bla), de MORALIDAD e INSTRUCCIÓN notorias... (bla, bla), estar afiliado a uno de los partidos políticos reconocidos legalmente y (el agregado) haber salido en la televisión en los seis años anteriores a la elección”.</p><p> Tener de amigo a George Bush es una gran credencial para llegar a la presidencia, pero lo es más, sin duda, aparecer en televisión nacional en el prime time. Den gracias que no tenemos producción propia de telenovelas: sería la mejor cantera para candidatos a la Asamblea Legislativa. </p><p> Pausa.</p><p>Me encontraba escribiendo estas divagaciones cuando me topé con una noticia increíble, una oportunidad de oro para conseguir el sueño de cualquier ciudadano de bien. Pasa, evidentemente, por llegar a la TV. </p><p> Un camino más sencillo a lo que el destino puso en mi cara hace más de una década. Porque a veces me pongo a pensar cómo hubiera sido si aquel casting hubiera tenido un final feliz. Primero, un programa juvenil, de esos que tienen conductores que parecen estar felices todo el tiempo, para demostrar que soy simpático. Después, algún programa de fútbol para probar mi interés por los problemas importantes del país. Finalmente, como último peldaño para el objetivo supremo, un programa serio de entrevistas, que se transmitiría de mañanita como todos los importantes.</p><p></p><p></p><p>¿Pero qué creen? Esa es la puerta que se ha abierto. Hay una plaza para llevar la entrevista matutina en una de las principales cadenas televisivas del país. El mejor trampolín que un aspirante a presidente podría querer. La competencia será dura, imagino, especialmente cuando muchos ya se habrán dado cuenta de que para gobernar este país lo único que se necesita es hacerse la corbata y una buena dicción. </p><p></p><p>Así que nada, a esforzarse para obtener el papel. Una vez dentro es pan comido: sonrisa sin coronas, habilidad para tutear a los entrevistados y creer que son tus amigos y, lo más importante, preguntar para responderse uno mismo siempre que sea necesario. Lo tengo claro: 2019 será mi año. Ahora los dejo que me he bajado una aplicación buenísima para aprender a hacer nudos de corbatas. </p><p>PD 1. No se quejen de la campaña kilométrica, que yo los he visto comprando arbolitos navideños en pleno julio. </p><p>PD 2. Un consejo importante: si van a ser presidentes, escojan desde el principio a uno que les caiga mal para el cargo de vicepresidente; total, acabarán peleados con él. </p><p></p>

Tags:

  • revistas
  • septimo-sentido

Lee también

Comentarios