Fiambalá, la última gran prueba para los pilotos del Dakar antes de la meta

En autos, el español Carlos Sainz (Peugeot) parte con una ventaja de 50 minutos sobre su principal perseguidor, el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), su compañero de equipo, al que tratará de mantener distanciado para asegurarse el triunfo de su segundo Dakar.
Enlace copiado
Se corren las últimas fechas del rally.

Se corren las últimas fechas del rally.

Enlace copiado

La arena blanda y el potente calor de Fiambalá (Argentina) serán la última gran prueba que deberán pasar hoy los pilotos del Dakar 2018 en su undécima etapa, antes de llegar este sábado a la meta final de Córdoba.

La etapa, que parte de Belén, tiene recorridos diferentes, pues las motos y quads terminarán en Fiambalá, en un parque cerrado donde no tendrán asistencia de sus mecánicos para afrontar la segunda etapa maratón del rally, mientras que los autos y los camiones llegarán más lejos, hasta Chilecito.

Para todos habrá un tramo cronometrado de 280 kilómetros, pero los tramos de enlace harán que las motos y quads recorran un total de 485 kilómetros y los coches y camiones harán 747 kilómetros.

La etapa maratón hace que los pilotos de motos y quads no solo tengan que correr hoy sin ayuda alguna de mecánicos, sino también tiene que hacer en la misma condiciones el recorrido de la próxima etapa, entre Chilecito y San Juan, de 723 kilómetros, de los que 375 serán cronometrados.

La dureza y complicación del recorrido puede deparar sorpresas en las clasificaciones general, como ocurrió este martes, cuando el austríaco Matthias Walkner (KTM) inclinó muy a su favor el rally al sacar una amplia ventaja.

El austríaco se benefició de que el líder de la prueba, el francés Adrien Van Beveren (Yamaha) se accidentó a tres kilómetros del final de la etapa cuando tenía casi ganado el rally, y también de que el resto de pilotos de cabeza, como el español Joan Barreda y el argentino Kevin Benavides (Honda) terminaron perdidos al equivocarse de ruta.

En autos, el español Carlos Sainz (Peugeot) parte con una ventaja de 50 minutos sobre su principal perseguidor, el francés Stéphane Peterhansel (Peugeot), su compañero de equipo, al que tratará de mantener distanciado para asegurarse el triunfo de su segundo Dakar.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter