Lo más visto

Más de Revistas

Fiscalía, la batalla que viene

No es solo que al país le ha urgido desde siempre una Fiscalía limpia, es que necesita una que sea eficiente, que logre condenas, que empiece a remover del Estado las pestes de la corrupción.
Enlace copiado
OPINIÓN (Desde allá) Estados Unidos Héctor Silva Ávalos Investigador asociado del Centro de Estudios Latinoamericanos de American University en Washington, D. C.  /  La ciudad de la furia

OPINIÓN (Desde allá) Estados Unidos Héctor Silva Ávalos Investigador asociado del Centro de Estudios Latinoamericanos de American University en Washington, D. C. / La ciudad de la furia

Enlace copiado

La elección del fiscal general ya está en las mesas espurias de los políticos, de las que poco sabemos los ciudadanos y en las que suelen decidirse los asuntos más importantes para la nación. Y no es este asunto cualquiera: como cada vez que la Asamblea Legislativa elige al jefe de los abogados del Estado, en esta elección El Salvador se vuelve a jugar la posibilidad de seguir con una Fiscalía irrelevante versus la de elegir a un hombre o mujer con el valor suficiente para emprender los cambios que la institución y el país piden a gritos.

Uno de los candidatos, según ya insinuaron algunas voces políticas, es la reelección del actual fiscal general, Douglas Meléndez. No me parece el mejor escenario, tampoco es el peor.

Lee también

Comentarios