Fomente los equipos de alto rendimiento

Incremente la motivación de sus empleados y vuelva más competitiva su empresa. La actitud del líder es vital para lograr este objetivo.
Enlace copiado
Fomente los equipos de alto rendimiento

Fomente los equipos de alto rendimiento

Fomente los equipos de alto rendimiento

Fomente los equipos de alto rendimiento

Enlace copiado
La comunicación deficiente en las organizaciones, la falta de pertenencia, la baja productividad o los cambios a nivel estructural exigen la implementación de los equipos de alto rendimiento. 

¿En qué consisten? 
De acuerdo con el consultor en desarrollo organizacional Salvador Hernández, estos grupos se definen como “un grupo de personas con roles específicos, complementarios y multifuncionales que cooperan juntos, con gran compromiso e identificación en la consecución de un objetivo común del cual son responsables y que se lleven a cabo con excelencia”. 

Así, esta clase de equipos deben estar conformados por un buen líder que coordine y lidere. “Ese líder debe saber guiar al grupo y brindar su apoyo para establecer las metas y prioridades sin ser autoritario”.  

Lea también:  ¿Cómo reconocer una mentalidad de crecimiento laboral?

Asimismo, las personas que lo integren deben tener las siguientes características:  ser íntegros, claros, consistentes, capaces de crear energía positiva, usar empatía y reciprocidad, gestionar acuerdos y desacuerdos, así como motivar, aconsejar y compartir información.

Según el consultor, el momento indicado para implementarlos es cuando la organización evalúa que no se están cumpliendo los objetivos planteados desde la concepción de su organización.

“Es decir que todas las partes no estén colaborando con el desarrollo de sus funciones de una manera íntegra; entonces se deberá buscar formar el grupo de personas para formar dicho equipo”, detalla el profesional.

Los equipos de alto rendimiento se recomiendan aplicarlos en empresas de áreas públicas y privadas, puesto que ambas deberían preocuparse por obtener los mejores resultados dentro de un mercado laboral competitivo.
  
Los beneficios de esta clase de equipos se trasladan tanto al empleado como a la empresa misma. 

Lea también: Diferencias entre una persona ocupada y una persona productiva

A escala organizacional, se genera una menor resistencia al cambio, existe una mejora en el clima laboral, se contribuye a la consecución de los resultados y a la calidad de los mismos, y se mejora la productividad y competitividad. 

Las ventajas para los empleados van en la misma dirección: “Se fomenta la creatividad y confianza en los empleados de creer en su organización. También se desarrollan relaciones interpersonales fomentando la comunicación de forma horizontal, lo cual permite retroalimentarlo”, agrega el experto.
 
Salvador Hernández posee una amplia trayectoria en seminarios y talleres en desarrollo organizacional. Contáctelo al e-mail: [email protected]

Esta es parte de la oferta laboral de esta semana, conócela: http://bolsadetrabajo.laprensagrafica.com/
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter