¡Fuera estrías!

No te desesperes. Puedes desvanecer las estrías con un ingrediente que va a mejorar la apariencia de estas y te va a hidratar la piel como nunca.
Enlace copiado
Enlace copiado
La manteca de karité es un producto que se extrae de las nueces africanas del mismo nombre. Es perfecta para la hidratación de la piel, y para volverla más tersa. Su concentración de ácidos grasos le confiere importantes propiedades curativas, pero la belleza también reclama sus beneficios y se da la oportunidad de mejorar el aspecto de tu piel. Y nos referimos específicamente a las estrías. Esas marcas indeseables que te han dejado las idas y venidas en cuanto a tu peso, o el embarazo, y que deseas disimular.

Para explicarte mejor, las estrías son líneas en las que la piel ha perdido prácticamente su carácter de elasticidad natural, por lo que carecen de pigmentación, en el caso de las blancas, o se encuentran rosadas o rojas porque están inflamadas. Para ayudar a tu piel entonces, a hidratarse, la manteca de karité resulta un verdadero regalo. Este producto actúa como regenerador y cicatrizante epidérmico, y puede otorgar excelentes resultados a mediano plazo. Se deben realizar masajes con la manteca, en forma circular, en las zonas en que tienes las estrías, y debes ser muy constante. Las mejores horas para aplicarla son después del baño, y antes de acostarte.

Y como un tip adicional, puedes mezclarla con aceite de rosa de mosqueta. Esta esencia potenciará sus beneficios. Asegúrate también, de preferir siempre productos orgánicos, que te garanticen la menor cantidad de químicos, para el cuidado de tu cuerpo.

Tags:

  • belleza
  • trucos
  • estrías
  • karité

Lee también

Comentarios

Newsletter