Lo más visto

Más de Revistas

Gestión del talento: La experiencia cuenta

En temporada de ventas altas las empresas contratan personal extra para atender la avalancha de clientes que acuden a sus tiendas y agencias.
Enlace copiado
Gestión del talento: La experiencia cuenta

Gestión del talento: La experiencia cuenta

Enlace copiado

El dinero se desliza entre las manos, el papel de regalo se agota rápidamente y el tiempo hace falta para salir con todo. Muchos de los empleados difícilmente comen a su hora, puesto que se trata de aprovechar hasta el último minuto de la jornada. Ya que ventas dice el jefe: “son ventas”. Claro, en temporada alta no hay mucho tiempo para planear, pues lo que había que hacer en términos de elaborar una estrategia se tuvo que haber formulado antes. Ahora es el momento de actuar, de correr a la línea de fuego con una actitud agresiva y muchas veces ofensiva contra nuestra competencia directa.

Lo usual es ver cómo las promociones se abren paso en temporada alta, abanderando casi siempre una persuasiva campaña de marketing y publicidad para atraer a los clientes más asiduos, una inversión estratégica que acompaña el esfuerzo colectivo de miles de vendedores, gestores comerciales, asesores, cajeros, despachadores y personal de atención al cliente, que dan lo mejor que tienen para brindar la máxima satisfacción al cliente.

Pero ¿qué pasa cuando llega la época de las vacas flacas o temporada de ventas bajas? ¿Será que seguiremos basando nuestro marketing en descuentos y promociones, sacrificando nuestra rentabilidad, o utilizaremos una estrategia más consistente con la realidad del momento?

Crear experiencia debe ser la estrategia tanto en temporada alta como en baja. Y hablamos de buenas experiencias, de aquellas que impactan los sentidos de los clientes, las experiencias que mueven sus emociones, que cambian y mejoran su perspectiva a cerca de nuestros productos y servicios.

Experiencias que los clientes recuerden todo el año, puesto que no se trata de vender una sola vez, queremos hacerlo todo el tiempo. No se trata de vender por vender, sin sentido ni propósito; necesitamos trabajar con estrategia, una que sea genuina, que nos permita construir confianza en el cliente, algo vivo y sustancial que el cliente perciba.

Descubre la oferta laboral de esta semana en Bolsa de Trabajo. 

Tags:

Lee también

Comentarios