Gwen Stefani: Nuevo disco y nuevo amor

Parece que las canciones que lloran una ruptura amorosa fueran la especialidad de Gwen Stefani, ya que, desde que comenzara su carrera al frente de su banda "No Doubt", sus vivencias amorosas han estado muy presentes en sus letras.
Enlace copiado
Gwen Stefani: Nuevo disco y nuevo amor

Gwen Stefani: Nuevo disco y nuevo amor

Enlace copiado
"Don't Speak", la canción que lanzó hace 20 años a su banda al estrellato, estaba basada en el final de su relación amorosa con su compañero de grupo Tony Kanal. Ahora, el final de su matrimonio de 12 años con el cantante de la banda Bush, Gavin Rossdale, ha inspirado un álbum completo que saldrá publicado el 18 de marzo, y cuyo single es "Used To Love You".

La letra del corte no podría ser más personal. "No sé por qué estoy llorando. Pero creo que es porque, por primera vez desde que te odio, me he acordado de que una vez te quise". Durante una sincera entrevista con el "New York Times" con motivo del lanzamiento del álbum, la cantante no quiso entrar en mayores detalles sobre la ruptura. En gran parte por consideración a los tres hijos de la pareja. Sin embargo, no dejó ninguna duda de que una mañana de febrero de 2015, su mundo se derrumbó.

Detrás se esconde una "buena y jugosa historia", asegura. "Si pudiera, les contaría todo, y se quedarían alucinados". "Gwen Stefanie sale del abismo", rezaba el titular de la entrevista. La cantante mantuvo la ruptura en secreto hasta la firma oficial del divorcio en agosto de 2015. Con el corazón roto, la cantante encontró apoyo escribiendo canciones.

"Tengo que sacar música de esto. Es lo que dios quiere de mí", pensó. El resultado es "This Is What The Truth Looks Like" (Así es la verdad), su tercer álbum en solitario, y el primero en diez años. Suena diferente a los anteriores, es más directo, más maduro y menos jugetón.
Se trata de un álbum terminado, que ya había grabado con anterioridad con compositores contratados, y que había guardado en el cajón. Cuando Stefanie aprovechó una pausa del grupo No Doubt para publicar su primer disco en solitario en 2004 ya se podía advertir que, tras años de música rock, la cantante buscaba algo nuevo. Las canciones de "Love, Music, Angel, Baby", que surgieron gracias a la influencia de grandes productores como Pharell Williams, eran llamativas y exuberantes, muy pop.

Dos años después, su segundo álbum "The Sweet Escape" comenzaba con "Wind It Up", un corte orientado al baile y basado en el musical "The Sound of Music" que incluía banda de música y canto tirolés. En este nuevo disco, aunque fiel a sí misma, la cantante se muestra algo más sosegada. El sonido es denso y fuerte. El single "Make Me Like You" presenta una melodía pegadiza que, acompañada del bajo, hace casi inevitable mover los pies. Naturalmente, ayudó que la cantante encontrara el pasado otoño apoyo en el cantante de country Blake Shelton, también divorciado de su mujer Amanda Lambert, y compañero de Stefanie en la versión estadounidense del programa de televisión "La Voz". La buena nueva es la que permitió el equilibrio en el álbum con canciones sobre un nuevo amor. Las últimas canciones del disco fueron compuestas en enero.

Escribir canciones ya la salvó en ocasiones anteriores, afirmó Stefanie en su entrevista con "The New York Times". Durante su adolescencia fue una persona pasiva y discreta hasta que comenzó ha hacer música. "Fue como cuando en una película descubren que tienen super poderes", reconoció. La cantante tampoco ha perdido el gusto por las ideas extravagantes. El vídeo de "Make Me Like You", con cambios de vestuario y de escenario, fue grabado durante una pausa comercial de la última ceremonia de los Grammy. Para que funcionara, se necesitaron semanas de preparación. Todo salió bien a pesar de la presión de saber que un sólo paso en falso habría arruinado todo.

Tags:

  • gwen stefani
  • disco
  • amor
  • canciones
  • cantante
  • fama

Lee también

Comentarios

Newsletter