Lo más visto

Historias sin Cuento

CONFETI EN VUELO (20)
Enlace copiado
Historias sin Cuento

Historias sin Cuento

Historias sin Cuento

Historias sin Cuento

Enlace copiado
EFECTO SIDERAL

La nave desconocida se detuvo en el aire. Desde tierra, prácticamente todos los observadores estaban seguros de que era un vehículo extraterrestre. Nadie supo que se trataba de un pájaro sagrado que se había salido de ruta.

UN LEVE MATIZ

¿Al pan, pan; y al vino, vino? Sí, pero siempre que sea pan integral y vino gran reserva.

PREGUNTA MÍSTICA

Dios mío, ¿y esto qué es? Silencio sin resquicios. Por eso hay que seguir haciendo la pregunta hasta que el Silencio Divino quiera que nada lo perturbe.

CAPERUCITA BLANCA

Bueno, hay que animarse a tal versión inverosímil para que podamos llegar al fin al término medio que es siempre el ideal: Caperucita Rosa.

EN CLAVE DE ESPESURA

Si me preguntan por la reencarnación diré que la acepto de buen grado, siempre que mi próxima identidad sea gato de monte.

INVESTIGACIÓN CON HUELLAS

Soy investigador académico y me dedico a escudriñar científicamente el tema de las mafias, desde la antigüedad hasta nuestros días. Y ahora soy un mafioso que, como todo conocedor que se respete, padece el ansia de poner en práctica lo que sabe.

EL ALBAÑIL DEL PUEBLO

Gerson Martínez, Ministro de Obras Públicas, dijo en una entrevista periodística que él es “el albañil del pueblo”. Sí, pero tendría que haber aclarado que no lo es por ser ministro sino por ser poeta.

DESTINO DIGITAL

En el Principio fue el Verbo, que muy pronto se cansó de ser un sonido instantáneo y anduvo deambulando clandestinamente hasta que encontró refugio natural en la nube, donde ha instalado su domicilio permanente.

EN TERRENO VIRGEN

Cuando llegaron los primeros pobladores tuvieron que vivir a la intemperie, porque no había de dónde sacar elementos para construir viviendas. Al principio se sintieron desamparados frente a la Naturaleza, pero poco a poco ésta pareció adoptarlos. Y hoy son discípulos del aire y ahijados de la luz.

LAS FUERZAS DEL BIEN

Nunca se dan por vencidas, aunque lo disimulan a la perfección.

BUENAS NOCHES, CREPÚSCULO

Parece que se diluyen sin dejar huella, pero lo cierto es que las iluminaciones del atardecer son cómplices de la tiniebla nocturna, que les tiene reservada una estancia en su ático más próximo.

IMPUNIDAD CONSAGRADA

Nos cuesta mucho entender que siga libre sin que se le haga responsable de ninguna de sus evidentes fechorías. Todos sabemos que el Tiempo hace de las suyas, robando a diestro y siniestro todo lo que se le antoja; y sin embargo continúa tan campante, yendo de aquí para allá, a la luz del día y a la sombra de la noche, como si nada… ¿Dónde está la justicia, por Dios?

SANDOKÁN

--Es un pirata, ¿verdad?

--Sí, pero ha cambiado de hábitat. Hoy ya no actúa en el mar sino en la Bolsa.

FICCIÓN ATÍPICA

Cuando las estrellas asoman al anochecer pareciera que el cielo se vuelve un prado de margaritas luminosas y aleteantes. Y al amanecer, cuando las estrellas se desvanecen, el cielo recupera su condición de playa solitaria.

NINGÚN SUEÑO LO MERECE

Que se le apaguen las luces en mitad del trayecto, aunque sea sin intención malévola.

GENEROSIDAD BISIESTA

Aquel era el día que caracterizaba al año: 29 de febrero. Sin tener indicios sobre cuál podía ser la procedencia del arreglo, los árboles de las calles amanecieron con las hojas teñidas de colores variados. Pero lo más curioso fue que un indigente, que vivía en un predio baldío, despertó envuelto en un cobertor de tela fina y rodeado de objetos de primera necesidad. Susurró sonriente: “¡Gracias, 29 de febrero, mi día de cumpleaños!”

HABITANTES INGRÁVIDOS

Tanto la claridad como la oscuridad han venido para quedarse, pero a pesar de su larga permanencia aún no encuentran habitación segura y por eso deambulan por todas partes como si fueran visitantes despistados.

LA ETERNA EXCUSA

Luego de preparar todas sus baterías de fuego y agua, la tempestad se ha desatado con la furia de las agresiones premeditadas. Al concluir el ataque, que ha dejado infinidad de daños y de damnificados, se le piden explicaciones al aire; y éste responde con absoluta tranquilidad: “Sólo hemos seguido órdenes superiores”.

NADIE LO CREERÍA

Los ancianos de la tribu se reúnen periódicamente para revisar las conductas de todos los pobladores, y siempre resulta que los mejor portados son aquellos que sueñan con emigrar a la primera oportunidad.

PRIMER HERVOR

Soñaban apasionadamente con ser felices, lo que les daba aquella energía que mostraba todos los visos de ser inagotable; pero en ese momento nadie toma en cuenta la vigilancia oculta y malintencionada de un agente sin misericordia: el Tiempo.

DIÁLOGO CASUAL

--¿Tú no me recuerdas, verdad?

--No te recuerdo, pero me pareces conocido…

--Ah, entonces ya está dicho todo: soy tu primer Ángel de la Guarda, al que despediste porque se negó a ser tu cómplice.

Tags:

  • david escobar galindo
  • historias sin cuento

Lee también

Comentarios