Lo más visto

Importancia de la hidratación en tu bebé

El agua es un líquido esencial para vivir. Como madre, debes velar por que sus hijos tengan una hidratación óptima para su buen desarrollo. Para que lo hagas de la forma correcta, te contamos la cantidad de agua que debes proveerles diariamente.
Enlace copiado
Enlace copiado
La infancia es una etapa fundamental para el desarrollo intelectual y físico de la persona. La carencia de algún nutriente puede ser un impedimento para el desarrollo, y precisamente el agua es un líquido que juega un papel primordial en el crecimiento y desarrollo del niño. Pero ¿Cómo saber cuándo tiene sed, si todavía no hablan? ¿Cuánta agua debes darle?

La cantidad de agua que debe beber un niño o un bebé depende de su edad, el tipo de alimentación, la temperatura ambiente y el grado de actividad que tiene.

Según médicos pediatras, los bebés que toman pecho no necesitan beber agua a no ser que estén enfermos, con fiebre o diarrea, o en algún otro caso excepcional. En circunstancias normales, no necesitan tomar nada más que leche. Si hace muchísimo calor, sí puedes ofrecer un poco de agua a tu bebé después del pecho. Si él no quiere beber agua, no te empeñes. Si tu bebé ya ingiere alimentos sólidos es aconsejable ofrecerle líquido con cierta frecuencia, y de poquito en poquito. Según los nutricionistas expertos en alimentación infantil, a partir de los tres meses de vida, los bebés necesitan beber de 750 a 850 ml de agua al día. A partir de los seis meses, entre 950 y 1.100 ml diarios, a los nueve meses entre 1.100 y 1.250 ml y a partir de su primer cumpleaños entre 1.150 y 1.300 ml cada día.


Señales de deshidratación

Cuando hay insuficiencia hídrica, se pueden observar algunos síntomas como los siguientes: cansancio, trastornos del sueño como el insomnio, dolor de cabeza, dolores musculares, entre otros. Sin embargo, tú puedes evitar la deshidratación de tu pequeño. Es fundamental que incrementes el consumo cuando se encuentre practicando ejercicios físicos, o la temperatura ambiente esté elevada, el pequeño presente fiebre o diarrea. Ten en cuenta que el agua también puede obtenerse a través de otro tipo de bebidas como batidos, zumos y leche; y de alimentos líquidos como sopas, cremas de verduras, papillas o helados. Como última recomendación, siempre que sea posible, los niños deben tomar agua a temperatura ambiente y no fría, porque el agua fría puede producir distensión abdominal.

Ahora, a mantener hidratados a nuestros pequeños, pues al igual que tú, ellos lo necesitan muchísimo para estar en buen estado de salud.

Tags:

  • madres
  • bebés
  • día de las madres
  • salud
  • hidratación

Lee también

Comentarios