Izquierda, derecha y/o/tal vez centro

Al hablar de posturas ideológicas, en los últimos años, nuestro país ha estado debatiéndose únicamente entre la derecha y la izquierda. Los centros difícilmente han encontrado un nicho en la contienda.
Enlace copiado
Izquierda, derecha y/o/tal vez centro

Izquierda, derecha y/o/tal vez centro

Izquierda, derecha y/o/tal vez centro

Izquierda, derecha y/o/tal vez centro

Enlace copiado
El 2 de octubre de 2011 escribí, en este mismo periódico, un artículo titulado “Para este examen no se estudia”. En él, apelo al obvio bipartidismo salvadoreño y a la necesidad de reconocer la amplitud ideológica a la que estos no responden. Es decir, hay escalas de grises entre izquierda y derecha. ¿Cómo podemos reconocerlas? ¿Cómo saber con cuál nos identificamos?

Juzgue usted, si las posturas partidarias en nuestro país se han ampliado durante estos cuatro años:

“Es momento de preguntarnos si la oferta política actual en El Salvador satisface la demanda. Al mismo tiempo, es prudente considerar si el mercado realmente sabe qué es lo que necesita o si ya se ha convertido en una cuestión de costumbre.

Al hablar de posturas ideológicas, en los últimos años, nuestro país ha estado debatiéndose únicamente entre la derecha y la izquierda. Los centros difícilmente han encontrado un nicho en la contienda. Los jóvenes, desde temprana edad, estamos obligados a decidir si somos de derecha o de izquierda a menos que prefiramos deliberadamente ignorar nuestro panorama político, por lo tanto, muchos quizá nunca nos hemos preguntado qué hay más allá de estas dos posturas.

Es posible que, aunque estemos seguros a qué lado pertenecemos, más de alguna vez nos hayamos encontrado en discordancia con sus propuestas o que, simplemente, no encajemos en ninguna. El desinterés de muchos jóvenes en la política tiene que ver con la poca o nula identificación con los ideales de los partidos más reconocidos del país, así como también, su falta de representatividad.

Es momento, entonces, de evaluar y ser críticos ante las antiguas derecha e izquierda. Varias décadas han pasado ya desde que se establecieron los principales conceptos de estos extremos en la Asamblea Nacional Francesa de 1789 y los cambios que se han dado desde entonces nos obligan a analizar su vigencia, incorporando la dimensión social, además de la económica.

El sitio www.politicalcompass.org nos guía, mediante un test en español, en la misión de establecer con claridad dónde pertenecemos realmente. El test que ahí se presenta combina la escala política con la escala social, y fue creado entre un periodista político y un académico de historia social con el objetivo de ayudar a las nuevas generaciones a formarnos una mejor idea de dónde estamos situados políticamente, así como a reconocer la clase de políticos a los que apoyamos.

En el plano personal, los resultados que obtuve fueron esclarecedores; sin embargo, también me demostraron que no existe ninguna propuesta política en El Salvador que persiga los ideales con los que me identifico. ¿Seré la única?

Ya sea por simple curiosidad, como forma de confirmar su actual postura o para descubrir con cuál comulga, hacer este ejercicio es una forma de colocarse ante cuestionamientos de tipo político y también moral. A la larga, saber cuál es nuestra perspectiva político-social nos permitirá comprender mejor qué es lo que esperamos de los políticos y por tanto, qué es lo que debemos exigir y cuál debe ser nuestro compromiso como ciudadanos.

El llamado, además de identificar nuestra postura política, es para cuestionarnos ¿cuáles son los ideales que nos motivan?, ¿por qué simpatizamos con esos ideales?, ¿los partidos políticos de nuestro país nos ofrecen una plataforma con la que identificarnos? Si la respuesta a esta última pregunta es negativa, hay mucho trabajo por hacer”

Tags:

  • leda romero
  • izquierda
  • derecha
  • partidos politicos

Lee también

Comentarios

Newsletter