Jueves

Pese a que el país esté de cabeza, resulta refrescante que al menos el nivel de análisis coyuntural siga siendo el mismo.
Enlace copiado
Jueves

Jueves

Enlace copiado
<p>6:46 a. m.: un grupo de personas vestidas de azul y blanco llegan a la entrada de la Asamblea Legislativa. El jueves recién comenzaba y el día pintaba para mucho. José Miguel Insulza seguro que ni se lo imaginaba. </p><p> 8:01 a. m.: el simpático presidente de la Asamblea Legislativa, Sigfrido Reyes, en entrevista con un canal televisivo, donde acude gustoso porque únicamente le chulean la corbata o le preguntan por el clima, anuncia que la Asamblea aprobará un pronunciamiento político (subrayamos el término) para validar las elecciones de magistrados de 2006 y 2012.</p><p> 8:36 a. m.: otro grupo de personas comienza a concentrarse en varios puntos de la ciudad. La idea, según dijeron, era llegar a la Asamblea para exigir respeto a la Constitución. Como se vería después muchos de los que marcharon tenían motivos diferentes para asolearse: en contra de una invasión de Hugo Chávez, por un almuerzo gratis, para visitar San Salvador porque me trajeron en un bus, para defender la Constitución. Entre los asistentes había miembros de gremiales empresariales y diputados, alcaldes y fundadores de ARENA. Lo curioso es que hubo varios que cantaron el estribillo “el pueblo unido jamás será vencido”. No sabemos si fue eso último, el uso privativo del asfalto para protestar o el método para acarrear ganado, idéntico en todo caso, lo que molestó a los que apoyan a la Asamblea en su decisión de obviar los fallos de la Sala de lo Constitucional. Desde temprano se escucharon críticas (redes sociales, diputados del Frente, sindicalistas pro): “cómo era posible que la derecha salga a las calles”, “ARENA está detrás de todo”. Pese a que este país ahora esté de cabeza, con los principales partidos políticos jugando el rol que antes tenía el enemigo, resulta refrescante que al menos el nivel de análisis coyuntural siga siendo el mismo. Vintage, si se quiere: guerrillero, escuadronero, botapuentes, burgués, comeniños, oligarca.</p><p>8:59 a. m.: golpes, pedradas, insultos, gas pimienta. El primer grupo que llegó a la Asamblea fue desalojado por la UMO. Se trasladaron hacia la alameda Juan Pablo II, donde poco después se liaron a golpes con personas que apoyaban a la Asamblea y a los nuevos magistrados. Comida para las cámaras. Catorce lesionados reportó la policía.</p><p>11:34 a. m.: José Miguel Insulza, el secretario de la OEA, está sentado en una mesa situada en la cárcel de Mariona. Monseñor Fabio Colindres está sentado a la derecha del secretario y a su izquierda, Raúl Mijango. A los costados de la mesa de Insulza hay dos grupos de pandilleros, los palabreros de las dos bandas que se han odiado y matado durante años. Están juntos, sentados civilizadamente sin golpearse. No sabemos si su intención de desarmarse sea sincera (no los he visto directamente a los ojos para saber que no me están mintiendo), ni que la supuesta tregua se cumpla a rajatabla (los hallazgos en Las Colinas dicen lo contrario), pero lo cierto es que ahí, en Mariona, esos pandilleros no se tiran piedras.</p><p>&nbsp;</p><p>6:41 p. m.: Insulza repite por tercera (o séptima) vez que no intervendrá en el conflicto entre la Asamblea y la Corte Suprema de Justicia. </p><p>9:00 p. m.: en la plenaria, que ha iniciado desde la mañana, los diputados continúan con el ánimo callejero. La diputada de ARENA Milena Calderón: “Se lamentaría Schafik (Hándal) si los viera”. Lorena Peña, del FMLN, le responde: “Ellos siempre se molestan que hablemos de los 20 años de ARENA, pero qué le vamos a hacer, si dejaron destruido el país”. “Nos estamos atacando y matando entre nosotros”, apuntó el diputado de GANA Francis Zablah, en un arrebato de sinceridad casi creíble. </p><p> 11:42 p. m.: la Asamblea aprueba con 49 votos un “pronunciamiento político” para validar las elecciones de magistrados de 2006 y 2012. El conflicto sigue; el espurio presidente legislativo estará feliz.</p><p>0:01 a. m.: un lindo jueves terminó en la finca. Ojalá que hoy sea mejor.</p>

Tags:

  • revistas
  • septimo-sentido

Lee también

Comentarios

Newsletter