La alimentación preventiva garantiza una buena salud

Algunas enfermedades pueden ser prevenidas y tratadas a través de una dieta alimenticia. Estos consejos te ayudarán a comer mejor.
Enlace copiado
Enlace copiado
El estereotipo del hombre es el de un desordenado para alimentarse. El problema no llega hasta ahí, ya que estos desajustes se hacen sentir en las edades maduras, cuando se comienza a sufrir las consecuencias de una “mala alimentación”. Los alimentos no son enemigos del género masculino si se toman adecuadamente y de forma balanceada. Tomar en cuenta esta premisa ayudaría a encarar futuros problemas de salud.

Lo que afecta la condición física de un macho alfa es su estilo de vida. Mala alimentación y poca o nula actividad física son problemas. El sobrepeso genera problemas en las rodillas, dolores en la espalda, fatiga y otros síntomas están entre las molestias que afectan a una persona que no cumplió con un buen hábito alimenticio, pero extraña vez se sospecha que los desórdenes pueda causar cáncer.
 
Causa y efecto
Los problemas de salud son la ramificación de la falta de disciplina. En la actualidad, los alimentos que contienen químicos, como preservantes, colorantes, saborizantes, hormonas e incluso aquellos agroproductos en los que se usaron fertilizantes son sospechosos de la aparición de varios tipos de cáncer.
No se pueden obviar otros factores que fomentan la aparición de tumores en hombres, como el consumo del tabaco, falta de actividad física, alcohol y la genética, este último es un elemento más complicado de controlar.
Las dietas hipercalóricas (aquellas en las que se consumen más calorías de las necesarias, ricas en grasas y proteínas) son catalogadas como las más peligrosas y se sugiere moderación.
Junto con los ingredientes del menú, existen algunas formas de cocinar (barbacoa, ahumados y altas en contenido de sodio y sal) que incrementan los riesgos.
El alcohol, la carne, las dietas grasas y la obesidad pueden detonar en diversos tipos de cáncer. La carne, por ejemplo, aumentaría el riesgo del cáncer colorrectal y, posiblemente, de páncreas, mama, próstata y riñón.
 

Un estilo de vida
La mejor forma de evitar complicaciones es manejar una dieta balanceada, variada, basada en alimentos orgánicos y lo más natural posible.
Se han hecho estudios sobre algunos tipos de nutrientes que tienden ayudar a la prevención y tratamiento del cáncer, más que todo algunos tipos de vitaminas, minerales y suplementos nutricionales.
La fibra (insoluble), vitaminas y algunos minerales forman el grupo de protectores. También, es importante un régimen de ejercicios.
Los alimentos no son los malos; el error es comer en exceso. La preparación de los mismos afecta una buena salud”, indica la especialista en enfermedades crónicas no transmisibles de origen nutricional.

Tags:

  • alpha
  • alimentacion
  • cancer

Lee también

Comentarios

Newsletter