“La felicidad es un trayecto, no un destino”

Antes de ser presentador deportivo, Alejandro Navarro recorrió las pistas de atletismo de todo el continente. Actualmente el salvadoreño labora para el canal estadounidense Telemundo 52, trabajo por el cual ha ganado tres premios Emmy para el área de Los Ángeles. Llegó al país norteamericano en 1999 tras ganarse una beca en la Universidad de Long Beach por sus capacidades deportivas. Para lograr sus sueños combinó por un tiempo sus estudios con el trabajo en restaurantes.
Enlace copiado
“La felicidad es un trayecto, no un destino”

“La felicidad es un trayecto, no un destino”

“La felicidad es un trayecto, no un destino”

“La felicidad es un trayecto, no un destino”

Enlace copiado
¿Cuál es su estado mental más común?

Loco, definitivamente. Loco por la vida, por superar desafíos junto a mi esposa y mi familia. Después de todo, ese estado mental de locura mañana será uno de mis mejores recuerdos.

¿Cuál es su miedo más grande?

Perder a mi familia, que algún día me tenga que despedir para siempre de los seres que me dieron la vida. Estamos preparados para recibir el nacimiento de una nueva vida, pero nunca para la muerte.

Si pudiera, ¿qué cambiaría de su familia?

El sentido de responsabilidad extremo, siento que hemos perdido mucho tiempo en nuestras actividades laborales en lugar de haberlo invertido en momentos familiares.

¿Qué miedo lo paraliza?

Las alturas. Su magnitud me hace sentir vulnerable, aunque poco a poco hemos comenzado a tener una buena relación.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

El haber dejado a mi familia en El Salvador a una temprana edad y luchar por establecerme en este país. Pasé hambre, tristezas y mucha incertidumbre.

¿Qué consejo sigue?

“Lucha por tus sueños, que nadie te diga lo contrario”. Muchos me dijeron que nunca lograría mi objetivo de ser presentador de televisión.

¿Cuál es su idea de la felicidad perfecta?

Siempre he pensado que la felicidad es un trayecto, no un destino. Para mí, la felicidad perfecta no es posible, pero estoy seguro de que lo mismo ocurre con la consideración opuesta, no hay infelicidad que alcance la perfección.

Tags:

  • alejandro navarro
  • telemundo
  • cuestionario
  • 7 preguntas

Lee también

Comentarios

Newsletter