Lo más visto

La historia de un lunes

Para muchos el día lunes es el más odiado de la semana pues significa regresar a la rutina, al trabajo, al estudio y a la presión diaria. Después de una fin de semana descansando y sin preocupaciones, muchos siempre queremos comenzar la semana con buenas vibras y nos mentalizamos a que todo nos saldrá bien. Pero no siempre se puede y algunas veces las cosas no salen como quisiéramos. Nuestro mejor consejo: toma la vida con actitud positiva y, con esta galería que te presentamos, estamos seguros que sentirás que verás tu inicio de semana en forma positiva:
Enlace copiado
La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

La historia de un lunes

Enlace copiado
Te has levantado temprano, con las pilas puestas, y decides tomar un desayuno de campeones y un cafecito con leche en tu taza favorita, aquella que te regaló tu novia para San Valentín y que has cuidado con celo por los últimos 4 años. Sí aquella que en la tarjetita decía: ¨cuando tomes de esta tacita será como que me estuvieras besando a mi¨. Esa, la de la suerte. La que no compartes con nadie. Bueno, en un día lunes, no contabas que dos factores se iban a juntar en tu contra: estar medio dormido y unas manos lisas. Adiós taza.



Luego de limpiar el desastre y recoger, con lágrimas en los ojos, los pedazos de tu hermosa taza, te das cuenta que ya no tienes tiempo para desayunar y sales disparado hacía el tráfico y te dices ¨todo irá bien. Compraré algo de tomar antes de pasar dejando a mi sobrina a la escuela¨. No quisiéramos ser aves de malagüero, pero,  ¿Te recuerdas de los dos factores que te afectan los lunes por la mañana? ¡Volvieron actuar en tu contra!



Sin café ni desayuno, seguro morirás de hambre. Como es una emergencia, y contradiciendo las indicaciones de la nutricionista, es ¨chucherías time¨. Pero no contabas que la máquina expendedora de golosinas tampoco colaboraría contigo, ni con nadie.



Tampoco contabas que tu sobrina se iba a quedar con la cabeza trabada a la entrada de la escuela.  



Te recuerdas de ¨manos lisas¨ y ¨medio dormido¨ vuelven actuar con la llave del carro y ahora ¿quién podrá ayudarte?



Cuando pensaste ¨esto no puede ser posible¨ te recordaste que cuando viste la noticia del carro poseído del hijo de Calderón Sol te dijiste a ti mismo ¨Eso no es posible. Nunca me podría pasar eso a mí. Además, no existen los carros poseídos¨. Nunca digas nunca, ya que no contabas con que era lunes junto a ¨manos lisas¨ y ¨medio dormido¨.



Al llegar a tu casa, sin comer y tembloroso por la falta de café, te das cuenta que la única cosa buena que creíste habías hecho el domingo no sirvió de nada.



Por la noche, cuando este día ya casi termina, ¿qué más podría salir mal? Decides relajarte y reunirte con tu amigos para contarles todo lo que te sucedió. Tu novia, sabiendo lo terrible de tu lunes, ella tan linda, se te acerca sigilosa por atrás para darte un abrazo de consuelo y...  ¡POW!


... no te preocupes mañana es martes. Es lo único que te podemos decir.

Lee también

Comentarios