La producción de vehículos en Brasil aumenta un 45,7 % en agosto

Después de años de profunda crisis, el sector comienza a recuperarse lentamente, impulsado principalmente por las exportaciones, que alcanzaron un récord en lo que va de año.
 
Enlace copiado
Planta de producción de autos en Brasil 

Planta de producción de autos en Brasil 

Enlace copiado

Brasil produjo 260.300 vehículos en agosto, lo que representa un aumento del 45,7 % respecto al mismo mes del año anterior y un 15,4 % más frente a julio, informó hoy la patronal del sector.

El país suramericano fabricó 1,74 millones de unidades en el acumulado del año, un 25,5 % mas frente a los primeros ocho meses de 2016, según los datos de la Asociación Nacional de Fabricantes de Vehículos Automotores (Anfavea).

Después de años de profunda crisis, el sector comienza a recuperarse lentamente, impulsado principalmente por las exportaciones, que alcanzaron un récord en lo que va de año.

De enero a agosto, 506.007 vehículos fueron exportados, lo que supone un incremento del 56,1 % frente a las 324.223 unidades del mismo periodo del año anterior.

En el octavo mes de 2017 fueron trasladados al exterior 66.582 vehículos, lo que supone un alza del 61,7 % en comparación con agosto de 2016.

"El sector de la exportación tiene un papel importantísimo en nuestra producción. Esperemos que eso continúe aún con una recuperación del mercado interno, lo que debe ocurrir", afirmó el presidente de Anfavea, Antonio Megale.

El empleo en el sector se mantuvo estable en agosto, con un leve aumento del 0,2 % respecto al mismo mes del año anterior y un crecimiento del 0,9 % respecto a julio.

En 2016, la industria automotriz brasileña registró una disminución del 11,2 % en la producción (que cayó hasta 2,156 millones de unidades en el año) y del 20,19 % en las ventas (que bajaron hasta 2,050 millones de unidades).

Tales caídas fueron atribuidas a la recesión en Brasil, cuya economía se contrajo 3,8 % en 2015, su peor resultado en 25 años, y un 3,6 % en 2016, con lo que encadenó dos años seguidos de crecimiento negativo, algo que no ocurría desde la década de 1930.

La leve mejora de la producción coincide con la tímida recuperación de la economía brasileña, que en el segundo trimestre del año avanzó un 0,2 %, lo que confirmó la línea ascendente que había comenzado a principios de 2017 y que acabó con ocho trimestres consecutivos en negativo. 
 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter