La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La Sección de Probidad entregó 51 declaraciones patrimoniales de cese de funciones de alcaldes que estuvieron en el poder entre 2012 y 2015. Los 10 que tienen el sueldo más alto se van a los penaltis con ministros, diputados e incluso con el presidente de la República. El alcalde con el sueldo más alto, según esas declaraciones, recibía $6,000.
Enlace copiado
Más que un presidente.  Inmar Daniel Barrera Chávez, quien todavía es alcalde de San Alejo, un municipio de 17,936 habitantes, declaró haber tenido entre 2009 y 2015 un salario mensual de $6,000, el cual supera al del presidente de la República.

Más que un presidente. Inmar Daniel Barrera Chávez, quien todavía es alcalde de San Alejo, un municipio de 17,936 habitantes, declaró haber tenido entre 2009 y 2015 un salario mensual de $6,000, el cual supera al del presidente de la República.

Rafael Morán, exalcalde de Ahuachapán. El Código Municipal no proporciona criterios específicos que los concejos municipales deban seguir a la hora de determinar los salarios de alcaldes, síndicos y otros funcionarios.

Rafael Morán, exalcalde de Ahuachapán. El Código Municipal no proporciona criterios específicos que los concejos municipales deban seguir a la hora de determinar los salarios de alcaldes, síndicos y otros funcionarios.

Contraste.  El alcalde de San Alejo, municipio que tiene 17,936 y con una asignación de fondos FODES de $2.08 millones anuales, tiene un salario de $6,000.

Contraste. El alcalde de San Alejo, municipio que tiene 17,936 y con una asignación de fondos FODES de $2.08 millones anuales, tiene un salario de $6,000.

Fortunas.  El alcalde por el PCN Abilio Flores Vásquez (a la derecha, con camisa a cuadros azul) aparece en la lista de alcaldes con las fortunas más grandes, según sus declaraciones de cese o toma de posesión de 2015.

Fortunas. El alcalde por el PCN Abilio Flores Vásquez (a la derecha, con camisa a cuadros azul) aparece en la lista de alcaldes con las fortunas más grandes, según sus declaraciones de cese o toma de posesión de 2015.

Compra.  La Alcaldía de  Ahuachapán compró una casa a la esposa de Rafael Antonio Morán cuando este todavía era alcalde. La vivienda está situada a la derecha del edificio del gobierno municipal.

Compra. La Alcaldía de Ahuachapán compró una casa a la esposa de Rafael Antonio Morán cuando este todavía era alcalde. La vivienda está situada a la derecha del edificio del gobierno municipal.

Proceso judicial. En febrero de 2016, un tribunal ordenó un juicio en contra de Barrera Chávez, alcalde de San Alejo, por el delito de negociaciones ilícitas.

Proceso judicial. En febrero de 2016, un tribunal ordenó un juicio en contra de Barrera Chávez, alcalde de San Alejo, por el delito de negociaciones ilícitas.

Servicios básicos.  Según el Almanaque 262 del PNUD, edición 2011, 55.1 % de los hogares de San Alejo no tenían acceso a agua potable.

Servicios básicos. Según el Almanaque 262 del PNUD, edición 2011, 55.1 % de los hogares de San Alejo no tenían acceso a agua potable.

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

La ventaja de quienes deciden su propio sueldo

Enlace copiado
La alcaldía es un cajón. Una estructura rectangular que casi no tiene ventanas. Un arco con columnas repelladas de azulejos en cafés, naranjas y blancos le da la bienvenida a los visitantes. Alcaldía Municipal de San Alejo, se lee en letras amplias arriba del arco. Al subir las tres gradas no hay una entrada vistosa. Solo una pared verde chillante. La entrada, en realidad, es una puerta de vidrio a un costado.

Un rectángulo del largo de la cuadra y no más de 8 metros de ancho resguarda escritorios y divisiones para las oficinas más relevantes, la del secretario, la del alcalde y otros. Este miércoles 18 de marzo, el alcalde Inmar Barrera Chávez no está en la alcaldía, pero su figura es casi omnipresente en el lugar.

<script type='text/javascript' src='https://public.tableau.com/javascripts/api/viz_v1.js'></script><div class='tableauPlaceholder' style='width: 724px; height: 769px;'><noscript><a href='#'><img alt='Las fortunas de los alcaldes salvadoreños ' src='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;al&#47;alcaldes2&#47;Lasfortunasdelosalcaldessalvadoreos&#47;1_rss.png' style='border: none' /></a></noscript><object class='tableauViz' width='724' height='769' style='display:none;'><param name='host_url' value='https%3A%2F%2Fpublic.tableau.com%2F' /> <param name='site_root' value='' /><param name='name' value='alcaldes2&#47;Lasfortunasdelosalcaldessalvadoreos' /><param name='tabs' value='no' /><param name='toolbar' value='yes' /><param name='static_image' value='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;al&#47;alcaldes2&#47;Lasfortunasdelosalcaldessalvadoreos&#47;1.png' /> <param name='animate_transition' value='yes' /><param name='display_static_image' value='yes' /><param name='display_spinner' value='yes' /><param name='display_overlay' value='yes' /><param name='display_count' value='yes' /><param name='showTabs' value='y' /></object></div>

Conozca más sobre este tema en el especial: El patrimonio de alcaldes y diputados



En casi todos los escritorios y muebles se pueden encontrar calcomanías con su foto, su nombre, la bandera tricolor del partido Alianza Republicana Nacionalista (ARENA) y mensajes de la campaña de hace un año: “Con Inmar barrera Las Obras Siguen...!”, está escrito en una de ellas, así sin mayúscula en el apellido, pegada junto a otras tres en un escritorio. Otras están en las puertas de vidrio, pero la imagen que más destaca es otra.

El espacio para las oficinas no es muy grande, pero atrás hay un hangar para eventos que recorre todo el largo de la alcaldía, unos metros con 14 de ancho. Tiene una tarima de cemento a un extremo y un portón que da a una calle lateral al otro.

Este miércoles en la mañana hay un evento. Cuarenta y cuatro alumnos de octavo grado están dispersos en sillas blancas viendo hacia la tarima. Los acompañan siete mujeres y cuatro niños. Una mujer habla desde la tarima.



<script type='text/javascript' src='https://public.tableau.com/javascripts/api/viz_v1.js'></script><div class='tableauPlaceholder' style='width: 724px; height: 769px;'><noscript><a href='#'><img alt='Las fortunas de los alcaldes salvadoreños ' src='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;C8&#47;C85XRMJNW&#47;1_rss.png' style='border: none' /></a></noscript><object class='tableauViz' width='724' height='769' style='display:none;'><param name='host_url' value='https%3A%2F%2Fpublic.tableau.com%2F' /> <param name='path' value='shared&#47;C85XRMJNW' /> <param name='toolbar' value='yes' /><param name='static_image' value='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;C8&#47;C85XRMJNW&#47;1.png' /> <param name='animate_transition' value='yes' /><param name='display_static_image' value='yes' /><param name='display_spinner' value='yes' /><param name='display_overlay' value='yes' /><param name='display_count' value='yes' /><param name='showTabs' value='y' /></object></div>

La situación es un tanto extraña. Atrás de ella, observándola a ella, a los seis panelistas, a los estudiantes y a los demás asistentes, una pancarta se extiende por todo el ancho del lugar con una foto del alcalde ampliada en un extremo. El mensaje: “Comité municipal para la formación en valores. Desarrollando valores con los jóvenes para una cultura de paz”.

El calor y su tono monótono mezclan las palabras que se escuchan en los parlantes. La mujer pasa de hablar de educación sexual a horarios de clases de aeróbicos y luego a los objetivos del programa de una vida libre de violencia contra las mujeres. Parece que nadie le presta atención. Algunos de los jóvenes hablan entre sí, otros ven sus manos. Ni siquiera los seis adultos que están atrás de ella en la mesa de honor parecen escucharla.

Quizás prestaran más atención si supieran que el alcalde, ese que está en una foto ampliada frente a ellos, fue el alcalde con mayor sueldo al fin del período 2012-2015, con un salario mensual de $6,000.

En febredo de 2016, un tribunal ordenó jucio en contra de Barrera Chávez por el delito de negociaciones ilícitas. El edil, presuntamente, aceptó $3,000 por parte de una empresa para favorecerla con un proyecto de perforación de un pozo.

Barrera quien todavía es alcalde de San Alejo, un municipio de 17,936 habitantes, declaró haber tenido entre 2009 y 2015 un salario mensual que supera al del presidente de la República. Según la Ley de Salarios aprobada para 2016, Salvador Sánchez Cerén goza de un salario mensual de $5,181.72, compuesto por un sueldo de $3,467.42 y $1,714.29 por gastos de representación.

Pero Barrera Chávez no está solo en ese podio. La Sección de Probidad de la Corte Suprema de Justicia entregó declaraciones patrimoniales de cese de funciones del período 2012-2015 de 51 alcaldes. De estos, 10 tuvieron sueldos mayores a $3,400 mensuales.

Barrera Chávez estuvo a la cabeza, seguido por Rafael Antonio Morán Orellana, exalcalde de Ahuachapán (ARENA) que tenía un sueldo de $5,064; Jorge Alberto Rivas (ARENA), Coatepeque, $4,100; Norman Noel Quijano González (ARENA), San Salvador, $3,969; Ezequiel Milla Guerra (ARENA-PCN), La Unión, $3,800; José Wilfredo Salgado García (GANA), exalcalde de San Miguel, $3,617.86; Rosa Guadalupe Serrano Martínez (ARENA), Cojutepeque, $3,597; Jaime Lindo García (ARENA), $3,590.18; Julio Diego Arévalo Bonilla (FMLN), El Rosario del departamento de La Paz, $3,500; y, en décimo lugar, por el PCN, Medardo Antonio Méndez, alcalde de Guacotecti, quien tenía un sueldo de $3,400.

De los 10 con más sueldo, ocho son del partido ARENA, sin embargo, hay que aclarar que la Sección de Probidad no entregó las declaraciones de cese de funciones de 2015 de los restantes 211 alcaldes del país por lo que algunos de estos podrían no estar en el top 10 si estas se incluyeran.

Al cierre de 2012, Barrera Chávez también se llevó el primer lugar con su sueldo de $6,000.

Cómo y quién decide cuál será el salario mensual de un alcalde es un buen lugar por dónde empezar. Varios de los alcaldes que han sido entrevistados para este y reportajes anteriores han justificado su salario y argumentado que este fue un acuerdo del concejo municipal y que, por lo tanto, no hay ningún problema.

Este, por ejemplo, fue el argumento de Medardo Antonio Méndez, exalcalde de Guacotecti, quien el nuevo concejo municipal denuncia se aprovechó de su puesto para comprar un terreno de la alcaldía y que pagó proyectos que no fueron ejecutados.

La realidad es que tienen razón. El numeral 19 del artículo 30 del Código Municipal, la ley que rige el funcionamiento de las municipalidades, establece como una facultad del concejo fijar las remuneraciones y dietas del alcalde, síndico y regidores para cada año fiscal. Solo en el artículo 49 del mismo se detalla algún tipo de criterio que el concejo debe tomar en cuenta a la hora de ponerle sueldo al alcalde: “El alcalde debe ser equitativamente remunerado atendiendo las posibilidades económicas del municipio”.

Este criterio deja el paso a un amplio abanico de interpretaciones. Así, por ejemplo, el alcalde por el FMLN para el municipio de Meanguera del departamento de Morazán, Mauricio Geovanny Díaz Pereira, tuvo un sueldo de $930.28. Este es el más bajo que aparece en las 50 declaraciones de cese de funciones de 2015.

Según la distribución del Fondo para el Desarrollo Económico y Social de las Municipalidades de El Salvador (FODES), este municipio recibió $1,053,980.18 en 2015. El presupuesto total de la alcaldía para 2014, por ejemplo, fue de $1.25 millones, la mayoría proveniente de los fondos FODES, según un informe de la Iniciativa Social para la Democracia (ISD). El municipio tiene 8,590 habitantes.

En contraste, el jefe municipal de San Alejo, un municipio que tiene 17,936 y casi el doble de asignación FODES, tenía en el mismo período un sueldo 6.5 veces más grande que el del alcalde de Meanguera.

Al alcalde Barrera se le buscó en San Alejo. Este se encontraba fuera del lugar y el secretario proporcionó un número al que se le llamó en repetidas ocasiones, pero no contestó. Se habló a la alcaldía para solicitar una entrevista telefónica, pero la solicitud no fue correspondida.

Mientras algunos se amparan en las facultades que el Código Municipal les da para aprobar sus salarios, otros solo mantienen el sueldo de sus predecesores, como el actual alcalde de Ahuachapán. Abilio Flores Vásquez aseguró que renovó el acuerdo municipal preexistente que establecía el sueldo en $4,874.30. La declaración patrimonial de su predecesor establece una cifra diferente.

Para el 30 de abril de 2015, el último día de Rafael Antonio Morán Orellana al frente de la Alcaldía de Ahuachapán, este declaró haber gozado de una salario mensual de $5,064 entre 2012 y 2015. El exalcalde tiene una casa amplia con parqueo para más de cuatro carros en la ciudad de Ahuachapán. Dos camionetas, una gris y otra negra, están parqueadas afuera de la ventana de su estudio, el primer cuarto de la casa. Un empleado abre la puerta e indica hacia dónde se tienen que dirigir las personas que lo visitan. Un perro pomeriano café retoza detrás de la puerta de madera y con un vitral al centro que da entrada al hogar.



Dentro de su estudio, Morán Orellana tiene títulos, diplomas y certificados que cubren las paredes, fotos de sus dos hijas, de su familia. Fotos de él con su chaleco tricolor. Este hombre de 55 años ha sido una figura importante en la zona para el partido de derechas. Fue gobernador, jefe departamental del partido y alcalde de la cabecera departamental durante 12 años hasta que perdió la alcaldía el año pasado ante el PCN.

<script type='text/javascript' src='https://public.tableau.com/javascripts/api/viz_v1.js'></script><div class='tableauPlaceholder' style='width: 724px; height: 769px;'><noscript><a href='#'><img alt='Las fortunas de los alcaldes salvadoreños ' src='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;8B&#47;8BNMK89CC&#47;1_rss.png' style='border: none' /></a></noscript><object class='tableauViz' width='724' height='769' style='display:none;'><param name='host_url' value='https%3A%2F%2Fpublic.tableau.com%2F' /> <param name='path' value='shared&#47;8BNMK89CC' /> <param name='toolbar' value='yes' /><param name='static_image' value='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;8B&#47;8BNMK89CC&#47;1.png' /> <param name='animate_transition' value='yes' /><param name='display_static_image' value='yes' /><param name='display_spinner' value='yes' /><param name='display_overlay' value='yes' /><param name='display_count' value='yes' /><param name='showTabs' value='y' /></object></div>

La declaración patrimonial más antigua de Morán que la CSJ proporcionó es la de toma de posesión de 2009 en la que se establece que tenía una salario mensual de $3,500. En su último período este lo subió a $5,064.

Morán Orellana justifica el salario que se asignó a sí mismo y afirmó que “el salario se devengaba”. No tenía fines de semana, trabajaba más de ocho horas diarias y realizó un sin fin de obras, comenta, a pesar de que su salario fue casi tan alto como el del presidente de la República.

Además, las declaraciones patrimoniales del exalcalde muestran otro aspecto de sus finanzas. La fortuna familiar de Morán Orellana pasó de $506,902 en 2009, la fecha más antigua de la que se tienen datos sobre este, a $915,777 en 2015 a su salida del cargo. De forma individual, su patrimonio líquido pasó de $45,000 a $105,750 durante el mismo período.

“El incremento de nuestro patrimonio obedece a utilidades por ventas en inmuebles los cuales fueron adquiridos cuando aún no era funcionario, donación que recibí de mi padre y la cual fue adquirida por su persona alrededor de 1976, ahorros por salarios tanto míos como de mi esposa e ingresos por lotificaciones en propiedades ya existentes: Los Ángeles que se concluyó y la otra El Sacramento aún en desarrollo, además de ingresos obtenidos por renta de inmuebles”, escribió en un correo electrónico Morán después de la entrevista para resumir su explicación. Este aseguró que además que como familia se han dedicado a actividades agrícolas, como el café.

Durante la visita en su casa, mostró documentos que entregó a la Sección de Probidad cuando presentó sus declaraciones patrimoniales, incluyendo escrituras de 11 propiedades de las que han sido dueños él y su esposa, quien es empleada del Órgano Judicial.

Justamente con una propiedad de la que su esposa era dueña se hizo una transacción sospechosa, argumenta la nueva administración que está bajo el mando de Abilio Flores Vásquez.

El 19 de febrero de 2014, la Alcaldía Municipal de Ahuachapán le compró a Jackeleyne de Los Ángeles Ayala de Morán, esposa del entonces alcalde, una casa a la par de la alcaldía por $250,000.



El acta de compraventa del 19 de febrero de 2014 certifica que en la transacción Héctor Obdulio Tobar Hernández actuó en representación de la comuna, en su calidad de síndico. La propiedad, de matrícula 15015251-00000 y de una extensión de 704 metros cuadrados, quedó registrada a nombre de la alcaldía, la cual se comprometió a pagar los $250,000 con un primer pago de $125,000 y el resto en un periodo de 12 meses con un interés del 8 %.

La alcaldía entregó copias de los 12 pagos realizados a Ayala de Morán por esa propiedad. A su firma, con la que confirmó haber recibido $125,000 de la alcaldía, la acompaña la firma de su esposo, como alcalde municipal dando el visto bueno al recibo. Con todo y los intereses, la comuna terminó pagando $259,150.72 por esa casa en Ahuachapán, que está dentro de las cinco cabeceras departamentales más pequeñas del país.

Para poner en contraste: en 2013, una casa de 200 metros cuadrados de construcción, situada en un terreno de más o menos 600 metros cuadrados en la colonia Cumbres de Cuscatlán de Antiguo Cuscatlán, se vendió a $255,000. Esta es una zona exclusiva dentro del Área Metropolitana de San Salvador, con seguridad privada y cerca de la embajada de Estados Unidos.

El exalcalde acepta que esta transacción haya sucedido y afirma que se ejecutó de acuerdo con lo establecido en el Código Municipal. En su artículo 44 este determina que los miembros del concejo municipal deben retirarse de las votaciones donde se tomen decisiones en las que algún cónyuge o pariente tenga un interés personal.

Efectivamente, la acta número 28 del 17 de diciembre de 2013 se detalla la ausencia del jefe municipal y el acuerdo de efectuar la compra. Además, Morán Orellana asegura que se llegó a esa decisión después de haber intentado comprar otro inmueble, denominado como Plaza Schimdt, cuya compra se deshizo después de que el concejo ya había aprobado la transacción, según consta en el acta 16 del 21 de junio de 2013. Además, argumenta que el precio que se pactó estaba por debajo del valúo de la propiedad por lo que era una inversión favorable para la comuna.

La compra, asegura, se hizo con buenas intenciones, ya que el inmueble era ideal por estar situado contiguo a la alcaldía que en el momento necesitaba más espacio. “Si realmente hubiera habido mala fe, lo hubiera podido transferir antes a otra persona”, comenta Morán Orellana, quien asegura que no hubiera realizado la transacción de haber sabido los problemas que esta traería para su imagen.

Este mecanismo que menciona el jefe de la comuna resulta parecido al que se ejecutó en Guacotecti, donde la alcaldía vendió un terreno por $2,243 y lo volvió a comprar dos años después por $110,000 cuando Medardo Antonio Méndez era alcalde por el PCN. Este también figura entre los 10 alcaldes con más sueldo al cierre de 2015 con un salario de $3,400 mensuales.

Aunque la trayectoria política de Morán Orellana fue exitosa hasta su derrota de 2015, esta se ha visto manchada por algunas sacudidas en el camino. En 2001, cuando era gobernador del departamento de Ahuachapán, Morán Orellana fue acusado del delito de uso de documentos falsos por el que fue sobreseído y después demandó a los fiscales que llevaban la demanda en su contra.

En marzo de 2010, un año después de la fractura de su partido tras la derrota de las elecciones presidenciales de 2009, Morán Orellana anunció que dejaba las filas de ARENA y se pasaba a GANA, partido que le otorgó la dirección nacional.

Morán fue crítico del COENA y muchos lo señalaban cercano al expresidente Saca, quien ya había sido expulsado del partido. Pero cinco meses después, Morán también salió de GANA para regresar al partido tricolor en octubre de ese año. Ahora, afirma que salió del partido naranja porque se encontró con cosas que no le agradaron aunque no explica más allá de eso.

Desde su escritorio, Morán Orellana asegura que las acusaciones del nuevo alcalde de Ahuachapán, Abilio Flores Vásquez, quien ganó bajo la bandera del PCN. “Ha habido algo que trasciende la competencia normal”, asegura el exalcalde que a su vez cuestiona la fortuna del nuevo alcalde. Tanto Morán Orellana como Flores Vásquez aparecen en la lista de jefes municipales con las fortunas más grandes, según sus declaraciones de cese o toma de posesión de 2015.

Esta es la primera vez que Abilio Flores Vásquez funge como alcalde de Ahuachapán, por lo tanto es la primera vez que existe una declaración patrimonial sobre su fortuna. Según los documentos que entregó a la Sección de Probidad con fecha 1.º de mayo de 2015, Flores Vásquez tiene un patrimonio líquido individual de $5,519,880.33 que junto al de su cónyuge e hijos sube a $8,117,065.




Esta es la fortuna más grande detectada dentro de las 878 declaraciones patrimoniales que la Corte Suprema Justicia entregó, algunas de las cuales datan desde 2000. Esta está repartida en $7,317,000 en bienes inmuebles; $494,356 en bienes muebles; y $480,722 en otros activos es inversiones. A estos se le restan los $175,012 que el jefe de la comuna declaró tener en deudas para obtener el patrimonio líquido.

<script type='text/javascript' src='https://public.tableau.com/javascripts/api/viz_v1.js'></script><div class='tableauPlaceholder' style='width: 724px; height: 769px;'><noscript><a href='#'><img alt='Las fortunas de los alcaldes salvadoreños ' src='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;QB&#47;QBZBT9T4Q&#47;1_rss.png' style='border: none' /></a></noscript><object class='tableauViz' width='724' height='769' style='display:none;'><param name='host_url' value='https%3A%2F%2Fpublic.tableau.com%2F' /> <param name='path' value='shared&#47;QBZBT9T4Q' /> <param name='toolbar' value='yes' /><param name='static_image' value='https:&#47;&#47;public.tableau.com&#47;static&#47;images&#47;QB&#47;QBZBT9T4Q&#47;1.png' /> <param name='animate_transition' value='yes' /><param name='display_static_image' value='yes' /><param name='display_spinner' value='yes' /><param name='display_overlay' value='yes' /><param name='display_count' value='yes' /><param name='showTabs' value='y' /></object></div>

Además, este declaró haber tenido ingresos anuales de $219,603 y egresos anuales de $160,986, lo que lo dejó con un ahorro anual de $58,617.

En contraste al alcalde de Ilobasco, José María Dimas Castellano, quien no recordaba el nombre de sus empresas, Flores Vásquez sí pudo nombrar algunos de los rubros de los que proviene su fortuna. “Tenemos supermercados, Price 99 y F Market, adicionalmente tenemos inmuebles en alquiler, hay una línea de moteles, hay un rubro de ferretería, qué más... no me acuerdo, pero por ahí”, comentó en su despacho.

Algunos de estos negocios se reflejan en sus declaraciones de renta de 2010 a 2014, a las que Séptimo Sentido tuvo acceso. En 2012, 2013 y 2014 Flores declaró que su actividad primaria era la venta en supermercados; la secundaria, venta al por menor de artículos de ferretería; y la terciaria, actividades inmobiliarias realizadas a cambio de una retribución o por contratación.

Sus declaraciones de renta de esos cinco años fiscales también muestran cómo sus negocios han prosperado con el paso del tiempo y una incongruencia con la declaración de patrimonio entregada a la sección de probidad.

Mientras que el alcalde afirmó que para el 30 de abril de 2015 había tenido ingresos anuales de $219,603 ante la sección de probidad, este declaró ante el Ministerio de Hacienda que durante el año fiscal 2014 tuvo ingresos 10 veces más grandes.

Según su declaración de renta de 2014, este percibió rentas de $2,612,486.24 por sueldos, actividades de servicios y actividades comerciales que realizó en ese período. Por estos ingresos, a Flores Vásquez se le pidió pagar un impuesto total de $19,539.93.

A este monto, según determinó Hacienda, se le eliminó lo que ya había pagado –$3,183.30– en concepto de renta ordinaria y un pago a cuenta de $10,878.24 por lo que el impuesto que terminó pagando fue de $5,298.39.

El impuesto de esos más de $2 millones en ingresos terminó bajando tanto porque el alcalde declaró haber tenido gastos durante 2014 que sumaban $2,536,638.86. El impuesto sobre la renta se calcula sobre las ganancias. Es decir se le pone un impuesto a los ingresos menos los gastos del contribuyente. Esta ganancia resultó ser de $75,847.38.

Ahí hay otra incongruencia con su declaración de probidad. El pecenista aseguró frente a la CSJ tener gastos anuales de $160,986 y un ahorro o ganancia anual de $58,617.

Las incongruencias, explican fuentes que conocen sobre el procedimiento de presentar la declaración patrimonial y la declaración de renta, pueden surgir porque las primeras no corresponden a años fiscales, sino que son proyecciones.

La tendencia de sus declaraciones de renta, sin embargo, no es a decrecer, sino todo lo contrario. En 2010, Flores Vásquez tuvo ingresos de $775,327.76 por los que se le asignó un impuesto total de $9,202.48. El siguiente año, 2011, las ganancias del empresario de supermercados llegaron a los $861,952.86 y pagó un impuesto total de $11,488.68. Para Flores Vásquez, 2012 también significó un aumento, cuando declaró haber tenido ingresos de $985,790.31 y se le impuso un impuesto total de $26,045.24.

El siguiente año, 2013, fue el año en el que las finanzas del pecenista dieron el salto más grande y no solo pasaron la marca del $1 millón, sino que también la de los $2 millones. Según su declaración de renta de ese año, este tuvo ingresos de $2,06,623.87 por los que se le asignó un impuesto total de $18,642.27.

Todos los años, Flores Vásquez declaró que gastó entre $9 y $9.7 por cada $10 que hizo en ganancias y por lo tanto solo pagó impuesto por ese ahorro.

Un hombre se tambalea entre las columnas cafés de la pérgola que no logra ocultar el sol abrasador de final de mañana en el parque central de San Alejo. Es un oasis de cemento en este pueblo al que se llega a través de una calle de asfalto que no ha visto reparaciones en años.

El parque, en cambio, está casi demasiado arreglado. Los pocos espacios con grama están rodeados de barandas blancas y arriates de cemento. En medio, chorros de agua caen en un obelisco repellado al que lo rodea la pérgola café. En todo el parque solo se ven 12 árboles que no destacan por su robustez. Desde la plaza se ve la alcaldía que dirige Inmar Barrera Chávez.

Una persona que habita en el lugar, pero que pidió no se revelara su nombre, se quejó de la falta de agua potable en algunas zonas del municipio y cómo esto afecta la salud de las personas. Algunas de ellas sufren de insuficiencia renal, comentó. La falta de agua que menciona afecta a más de la mitad de la población del lugar. Según el almanaque 262 del PNUD, edición 2011, 55.1 % de los hogares del municipio no tenían acceso a agua potable.

San Alejo no es un municipio próspero como se creería al solo ver el sueldo del alcalde. El 90 % de las calles del lugar no son pavimentadas, por ejemplo. Esto, según información que el secretario municipal proporcionó.

Si algo destacan las declaraciones patrimoniales revisadas, son las claras diferencias entre los ingresos de los alcaldes con las condiciones de vida de los ciudadanos de los municipios que dirigen. Algunas de estas diferencias nacen de sus salarios, desproporcionadamente altos en comparación con los presupuestos de los municipios. Otras de las diferencias nacen de sus fortunas y aunque estas no necesariamente implican acciones ilícitas, sí destacan la desigualdad que hay entre funcionarios y ciudadanos.



El hombre que tambalea en el parque zigzaguea hasta el otro lado de la plaza, donde dos mujeres se resguardan bajo el techo de lámina de una tienda. Habla con ellas y se aleja, mientras las mujeres se quedan platicando.

—¿Qué piensan de que el alcalde tenga un sueldo de $6,000?

Una de ellas levanta las cejas hasta la orilla de su frente y frunce la boca, sin decir palabra. Luego pregunta si eso es realmente lo que gana el alcalde, pero no da opinión. La otra mujer, responde: “Tiene billete entonces” y se queda hablando sobre las obras que ha hecho el alcalde Inmar Barrera Chávez en el municipio. Ha hecho el parque, ha construido una casa comunal en el cantón Agua Fría. Minutos después, la primera vuelve a preguntar: “¿Eso ha estado ganando?”.

Tags:

  • especial declaraciones patrimoniales

Lee también

Comentarios

Newsletter