Lo más visto

Más de Revistas

Lo que no debe hacer en su fiesta empresarial de fin de año

Sabemos que lo va a pasar genial con sus colegas pero, por favor, conserve su dignidad. 

Enlace copiado
Lo que no debe hacer en su fiesta empresarial de fin de año

Lo que no debe hacer en su fiesta empresarial de fin de año

Enlace copiado

Sí, colegas: llegó ese momento del calendario en el que las empresas organizan sus fiestas para celebrar fin de año, momento en el que todos (o casi) nos preparamos con nuestra mejor actitud para pasarlo delicioso con nuestros compañeros de oficina. Rumba, baile, juegos, comida, decoración: el espíritu navideño se nos cuela por los huesos y eso, a veces, puede resultar en estragos que todos queremos dejar atrás.

Si se siente identificado o conoce a alguien que necesite recomendaciones sobre cómo mantener la cordura en una fiesta laboral, tome nota.

No confunda una fiesta laboral con un bar

No es raro llegar a las fiestas empresariales con la intención de aprovechar para decir algunas cosas que quedaron ‘guardadas’ durante el año, sacar trapos sucios o hacer confesiones que parecerían oportunas.

¿Qué tal si lo piensa un par de veces más antes de hacerlo? Aunque este tipo de conversaciones y situaciones se dan comúnmente entre amigos, en un bar o una discoteca, o sea, espacios donde los compromisos entre cada persona no necesariamente van a ser motivo de discusión al otro día o tendrán repercusiones directas sobre varias esferas de su vida, la oficina es distinta.

El trabajo es un espacio que suele frecuentarse varias veces a la semana. Laura Alba, business partner de recursos humanos de la empresa Michael Page, opina que nadie tiene el deber de controlar a otra persona independientemente de si es un empleado o no, ni tampoco tiene que haber un policía en una fiesta controlando el comportamiento de los demás. Pero, ¿se imaginan confesarle a su jefe que le parece un bodrio y al otro día tener que entregarle un trabajo?

En otras palabras, mírelo así: lo que pasa en un bar en el bar se queda, pero lo que pasa en la oficina es propiedad ajena.

No tome más trago de lo que pueda aguantar

No vamos a negar que se consume alcohol en las fiestas de fin de año; el problema es cuánto y qué consecuencias puede causar. No estar en sus cinco sentidos por culpa del alcohol puede llevarlo a causar incidentes vergonzosos o interacciones con otros que podría lamentar.

Este tipo de incidentes, que Laura Alba clasifica como controlables, van desde que una persona que consumió mucho alcohol se ponga “muy agresiva o muy ‘tocona’” hasta que aparezca cuasi inconsciente en la esquina de un pasillo de la oficina. Y bueno, usted con su imaginación podrá saber qué más pasará.

¿Por qué evitar estos casos? Jairo Pinilla, director de la empresa de recursos humanos Performia Colombia, explica que lo que está en juego en este tipo de espacios es la integridad personal.

“Las fiestas de las empresas son momentos en los que se pueden definir más que en cualquier otro cuáles son tus convicciones, pensamientos y valores frente al grupo. Todo eso se refleja en tus actos”, explica.

Por eso, si usted conoce su propio límite de alcohol, respételo. Si no lo conoce, absténgase de descubrirlo en un espacio de trabajo. Si durante la fiesta considera que tiene química con una persona o un problema que resolver, procure ser claro y llevar ese escenario fuera del espacio de trabajo.

No se 'haga el loco' con lo que pasa a su alrededor

Sí, quizás usted se porte muy bien, maneje sus copas y sea amable con los demás, pero puede que tenga colegas en la fiesta que no se porten de la misma forma.

Por eso, si ve a un colega con un comportamiento que usted considera inapropiado, pasado o que podría hacerle daño a alguien más, Jairo Pinilla recomienda que se le hagan observaciones al jefe directo de esa persona al respecto, especialmente si no hay un buen nivel de confianza entre usted y su colega.

“Si bien el jefe también tiene todo el derecho a divertirse en una fiesta empresarial, no por eso puede perder su rol de líder y de ejemplo”, explica el director de Performia Colombia.

Si ve una situación comprometedora, como que un colega está tocando partes íntimas de otro trabajador, considere intervenir en la situación, sea consensuada o no. “Invéntese una excusa, llame a una de las personas y expóngale la situación para que entre en razón”, recomienda.

Es diferente a que en una fiesta con personas cercanas usted vaya a ‘rescatar’ a un amigo suyo de una mala jugada. No puede asegurar que eso pase en un ambiente laboral, porque las relaciones que allí se manejan son, normalmente, de productividad en vez de afectividad: no, no todos somos amigos en el trabajo, pero todos debemos respetarnos y procurar tener el mejor ambiente posible.

Otras recomendaciones:

Si va a tomar alcohol, no lleve su propio carro a una fiesta laboral o tenga un conductor elegido.

Si la fiesta es entre semana, evite trasnochar y consumir demasiada comida y bebida para que no le caiga mal al otro día.

Aproveche la fiesta para conocer a personas de otras áreas de trabajo de su empresa.

Lee también

Comentarios