Lo más visto

Más de Revistas

Los rumores, el mal de nuestro tiempo (parte I)

Los rumores, esas conversaciones detrás de las espaldas de las personas, son prácticas que nunca se detienen y hay quienes son especialistas en eso, o mejor dicho, les gusta hacer eso a pesar de que saben que es indebido.
Enlace copiado
Enlace copiado
A continuación te dejamos una lista de cinco cosas que puedes hacer para evitar convertirte en otra trabajadora más en la fábrica de rumores. Recuerda no hagas lo que no quieres que hagan contigo.


Paso 1: No seas esa persona que escucha chismes de los demás
Tan simple como eso. No es difícil hacerlo. Cuando la chica chismosa de la oficina viene y nos dice, "¿has oído lo que pasó con fulano de tal?", y a pesar de que sentimos que  la "información" se va a convertir en algo jugoso y novedoso parta nosotros, lo mejor es que cambiar la conversación o retirarse elegantemente del lugar. Lo mejor es que en lugar de decirle a tu compañera "No, no he oído de él, ¿qué pasó?, cuéntame", prueba y dile lo siguiente: "No, no escuchado nada y no me interesa saberlo.  Lo siento…"
 


Paso 2: Pregúntate por qué están difundiendo esos rumores
Desde que el mundo es mundo, los seres humanos han hablado a espaldas de otros. Ven sus defectos, sus malas acciones, sus errores.  ¿Alguna vez has escuchado que alguien hable bien de otras personas a sus espaldas? Esta es una forma de jugar sucio para algunas personas y no es tan glamoroso como parece, así que antes de andar contando cuentos sobre otros, pregúntate: ¿cuál es el propósito de esto?, ¿estoy tratando de hacerme ver mejor que la otra persona? A continuación, da un paso atrás y date cuenta de que ahora hablan mal de un tercero, pero ¿cómo te vas a sentir cuando hablen mal de ti?

Tags:

  • rumores
  • salud mental

Lee también

Comentarios