Revistas  / septimosentido Séptimo Sentido

Los tractores solo podemos abrir brecha, no podemos pavimentar

Roberto Salomón tiene 71 años de vida y 50 años dedicados al teatro. Fue uno de los fundadores del extinto Bachillerato en Artes, dirigió el Teatro Nacional, ha sido docente y en 2014 recibió el Premio Nacional de Cultura. A pesar de ser un director teatral con éxito en Europa y Estados Unidos, decidió quedarse en El Salvador, aunque eso implicó quedarse a vivir en un país donde muchos consideran al arte como algo superfluo y al artista, un bruto.

Enlace copiado
Parteaguas. “Sueño de una noche de verano” fue una obra estrenada en 1997, que se presentó durante dos años en el Teatro Nacional de San Salvador.

Parteaguas. “Sueño de una noche de verano” fue una obra estrenada en 1997, que se presentó durante dos años en el Teatro Nacional de San Salvador.

Enlace copiado

Fotografías de Borman Mármol

El plan era distinto. Roberto Salomón nació en una familia judía en El Salvador y su padre, un comerciante, creía que él, único varón de sus tres hijos, sería quien heredaría los negocios familiares. Él representaba a la nueva generación de empresarios de la familia, pero Roberto Salomón le apostó a un oficio que lo haría perder dinero: el teatro.

 

Antes de cumplir los 20 años supo que se dedicaría al arte. Empezó su formación en Estados Unidos y cuando volvió al país, a sus 24 años, el ministro de Educación Wálter Béneke le ofreció ser parte del equipo fundador del Bachillerato en Artes en 1968. Durante las mañanas los estudiantes recibían sus clases académicas y por la tarde asistían a las prácticas de su especialidad en teatro, música o pintura. El proyecto terminó en 1997, cuando se graduó la última promoción de dicho bachillerato.

Lea el resto del contenido aquí.

Lee también

Comentarios

Newsletter