Lo más visto

Mal aliento, mejor circulación

Esto es cierto, siempre y cuando la afirmación tenga que ver nada más con el consumo de ajo, el cual estimula que las células dentro de las arterias se relajen y dilaten.
Enlace copiado
Enlace copiado
Este tubérculo genera reacciones en los glóbulos rojos de la sangre, relaja los vasos sanguíneos y hace que la sangre fluya con facilidad.

Como consecuencia de esto, se reduce la presión sanguínea y permite que las células transporten más oxígeno a los órganos vitales y disminuya la presión sobre el corazón.

El ajo, utilizado para condimentar comidas y también para evitar gases a quienes consumen la sopa de frijoles, deja mal aliento por la alicina que, aunque suene raro, no está en el ajo de forma natural, pues al comerlo de mamera directa una enzima de la boca hace la descomposición que genera dicha sustancia, que queda impregnada en tu “juelgo”.

Tags:

  • salud

Lee también

Comentarios