Lo más visto

Más cerca de Claudia Lars

Leer a Claudia Lars, como se dice en el texto escrito por Carlos Chávez, es descubrir la belleza en la cotidianidad. Algo de lo que nadie debería privarse.
Enlace copiado
Enlace copiado
<p>Carta editorial</p><p>Roy Beers es el hijo de Carmen Brannon, conocida como nuestra Claudia Lars. Hoy, él nos sirve de guía para dar un privilegiado recorrido por la mágica tierra de infancia que la célebre poetisa inmortalizó.</p><p>&nbsp;</p><p>Beers ha abierto para nosotros una serie de cajones y sobres en los que por décadas ha guardado un invaluable tesoro: las imágenes de ese lugar en el que se forjó la escritora. Él no sabe decir si son inéditas o no, pero asegura que esta es la última vez en la que permite que el lente de un periodista se plante frente a esos documentos. </p><p>&nbsp;</p><p>El perro, la hacienda, la iglesia, varios de los principales elementos mencionados en el libro están plasmados en las fotografías en poder de Beers. Para quienes ya han leído el libro, ver estas imágenes será como la revelación de aquello que con su imaginación recrearon a partir de las descripciones de la escritora. </p><p>&nbsp;</p><p>Leer a Claudia Lars, como se dice en el texto escrito por el periodista Carlos Chávez, es descubrir la belleza en la cotidianidad. Algo de lo que nadie debería privarse.</p><p>&nbsp;</p><p>Esta edición incluye también una crónica de Ronald Portillo, en la que nos presenta a la familia Andrade. De los 11 hijos que la forman, cinco tienen sordera. La zona en la que viven es de difícil acceso. A esto se suma que viven en pobreza y sin servicios básicos. En este marco, obtener educación adecuada para estas cinco personas con discapacidad ha sido difícil. Pero gracias a la voluntad de un instructor que llega hasta Cutumayo, en San Vicente, a impartirles clases, los Andrade, poco a poco, van abriéndose al mundo de las señas. Pero este es el caso de ellos. El porcentaje de personas con discapacidad que están fuera del sistema educativo sigue siendo demasiado alto. Pocas acciones son las que se realizan para cambiar esta realidad, una que en la mayoría de casos queda ignorada, sepultada por otro montón de urgencias. </p><p>&nbsp;</p><p>&nbsp;</p><p>La desaparición de Ruth y José Bretón, de seis y dos años, respectivamente, ocupa el tema internacional de esta edición. El principal sospechoso en este caso es el padre de los niños, José. Un hombre que en más de un año no ha demostrado preocupación o arrepentimiento ante lo que las pruebas señalan que sucedió: él calcinó los restos de sus hijos en venganza contra su exesposa. Un caso que revela de nuevo que la venganza no es un acto de locura, sino de crueldad planificada.</p>

Tags:

  • revistas
  • septimo-sentido

Lee también

Comentarios