Mima la piel de tu bebé

Aunque parezca perfecta, la piel de los recién nacidos es muy vulnerable. La forma correcta de limpiarla, el tipo de ropa recomendable, el jabón indicado y consejos para protegerlos del sol.
Enlace copiado
Enlace copiado


1- Hora del baño. A la hora de tomar un baño, es recomendable usar un gel especial para la piel del recién nacido, dado que esta es muy delicada ante la acción de jabones muy fuertes que pueden llegar a secarla o irritarla. Si eliges usar champú y jabón, de igual forma debes procurar que estos productos estén formulados especialmente para la piel delicada del bebé. 
 


2- Masajes hidratantes. Si quieres que la piel de tu bebé luzca hermosa, puedes aplicar una crema o loción hidratante hipoalergénica especial para recién nacidos, realizándole suaves masajes. Además de mejorar su apariencia, estarás tranquilizándolo y la cercanía contigo estimulará sus sentidos, no solo el del tacto. Después del masaje, el bebé dormirá más tranquilo.
 


3- Colonias para bebé. Si quieres que tu pequeño se mantenga oloroso, deberás optar por aplicarle una colonia especial para bebés, pues su contenido de alcohol es nulo y no lo irritará. Al momento de aplicarla, procura no hacerlo directamente sobre su piel, sino que en la ropa. Otra opción es aplicar unas gotitas de la colonia en puntos específicos de la piel, para comprobar que no le provocará alguna reacción alérgica.
 


4- Protección solar. Como ya sabes, la piel de un bebé es delicada, por lo cual no debe estar expuesta directamente al sol en sus primeras semanas de vida. Si el pediatra te recomienda usar una loción con protección solar, debes ser muy prudente al escoger la más adecuada, esta tiene que ser especial para bebés.

 

5- Atención con los productos de limpieza. Nunca introduzcas un hisopo o cualquier objeto en el canal del  oído de tu bebé. De hacerlo, podrías perforar su tímpano. En efecto, la cera de los oídos es la protección natural del canal del oído. Lo que sí puedes hacer, es limpiar la parte de afuera o salida de los oídos de tu bebé con un hisopo húmedo en aceite de bebé o con una toallita de algodón humedecida con agua tibia.
 


6- El pañal indicado. Si decides utilizar pañales desechables, debes poner mucho cuidado en su uso y elección. Hay niños que pueden no tolerar este tipo de prendas y sufran alergias o irritaciones, simplemente por el contacto con los productos químicos que estos tienen. En estos casos, opta por pañales de fibras orgánicas o por los lavables de tela. Además, debes tener cuidado en estar cambiándolos en cuanto te des cuenta de que el bebé ha ensuciado su pañal. Que nunca te falte una crema para evitar la pañalitis o escaldaduras, la cual debes aplicar en cada cambio.

 

7- Limpieza de zonas delicadas. Puedes asearlas las partes íntimas del bebé con suficiente agua o para mayor comodidad usa toallitas húmedas. Elige las adecuadas. Las toallitas One & Done Refrescantes de Huggies  son gruesas y con textura para que puedas limpiar más suciedad con menos. Las únicas toallitas con capas Triple Clean. Disponibles en pepino y té verde, le darán a tu bebé una limpieza suave y relajante.

Productos disponibles en: Farmacias San Nicolás, sucursal Constitución, blvd. Constitución y Calle El Algodón #5, tel.: 2284-9000.

Tags:

  • bebé
  • salud
  • higiene

Lee también

Comentarios

Newsletter