Mitos sobre la lactancia materna

No hay duda de que la lactancia materna es el mejor alimento para el bebé. Ese es el mejor regalo que puedes darle a tu hijo. Sin embargo, al respecto rondan muchos mitos que hoy pretendemos descubrir. Sigue leyendo.
Enlace copiado
Enlace copiado
La lactancia materna es la forma ideal de aportar a los niños pequeños los nutrientes que necesitan para un crecimiento y desarrollo saludables. Todas las mujeres son capaces de amamantar. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda la lactancia materna exclusiva durante seis meses, la introducción de alimentos apropiados para la edad y seguros a partir de entonces, y el mantenimiento de la lactancia materna hasta los dos años o más. Estos son algunos de los mitos más comunes respecto a esta práctica tan necesaria y saludable:


1. Algunas fórmulas son mejores que la leche materna porque tienen vitaminas adicionales.


Falso. De hecho, la leche materna es el alimento perfecto para los bebe, pues tiene la composición exacta de los requerimientos nutricionales del pequeño.


2. Muchas madres no producen suficiente leche.


La mayoría de madres son perfectamente capaces de alimentar a su hijo exclusivamente con leche materna. Si ella le ofrece el pecho a demanda del bebe, sin restricciones de horario y permite al bebé terminar el primer seno antes de ofrecerle el segundo, este recibirá un balance adecuando de líquido y grasa. El tiempo que el bebé debe durar en cada pecho varía con cada bebé, no son ni 10, 15 o 20 minutos; es hasta que el bebé suelte el seno.


3. Los pezones hay que lavarlos antes de cada toma.


Lavar los pechos con jabón puede resecar los pezones y hacer que se elimine los aceites secretados por las glándulas areolares o Glándulas de Montgomery. Estas glándulas que se encuentran alrededor de la areola, proveen una lubricación, alterando el pH de la piel y así evitando el desarrollo de bacterias en la piel del pezón y areola. La areola solamente requiere agua para limpiarse.


4. Los bebés necesitan agua los primeros días y cuando hace calor.


Esto no es cierto, pues ellos solamente requieren el calostro y la leche materna por sus primeros seis meses, nada de jugo, agua o té. El calostro y leche materna le provee al bebe todo: desde el agua, los nutrientes y factores inmunológicos que requiere. El calostro es un laxante y ayuda al bebe eliminar el meconio que tiene altos contenidos de bilirrubina antes de que esta pueda ser reabsorbida por el intestino. Darle agua al bebe puede afectar su interés por el pecho porque se siento satisfecho, pero así puede aumentar el nivel de bilirrubina ya que esto se elimina a través de las heces y no por la orina.


5. Los bebés gorditos son más saludables.


Esto es lo que comúnmente se cree, sin embargo, cuando un niño es lactado, él administra su consumo. Él sabe cuánto necesita y cuándo. Sin embargo, un bebe alimentado con leche artificial es más propenso a ser obeso en la adultez.


Aconseja:  Lic. Michaela Arriaza, Educadora Prenatal/ Especialista post-parto. Más información en: www.solohijos.com.

Tags:

  • maternidad
  • lactancia
  • leche materna
  • mitos
  • salud

Lee también

Comentarios

Newsletter