Lo más visto

Más de Revistas

Revistas  / ella Basta de violencia contra las mujeres

No es homicidio, ¡es feminicidio! Infórmate sobre qué es y cuáles son sus diferencias

Ante el alza del número de mujeres víctimas de violencia, el término “feminicidio” ha llegado a resonar y formar parte del léxico nacional, pero ¿qué es y cómo se diferencia de un homicidio? Conoce los detalles que nos brinda la especialista de la Rectoría Vida Libre de Violencia del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu).
Enlace copiado
No es homicidio, ¡es feminicidio! Infórmate sobre qué es y cuáles son sus diferencias

No es homicidio, ¡es feminicidio! Infórmate sobre qué es y cuáles son sus diferencias

Enlace copiado

La violencia de género se ha convertido en una de las primeras causas de muerte entre las mujeres. Para que la sociedad vaya reconociendo que estamos siendo víctimas de violencia por parte de los hombres, es importante que uses el término “feminicidio” y poder diferenciarlo del homicidio. ¿Qué es y cuáles son las diferencias?  

Acá te damos todos los detalles que necesitas saber sobre feminicidio, con la ayuda de la especialista de la Rectoría Vida Libre de Violencia del Instituto Salvadoreño para el Desarrollo de la Mujer (Isdemu), Maritza Henríquez:

-¿Qué es?
Según la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, la violencia feminicida “es la forma extrema de violencia de género contra las mujeres, producto de la violación de sus derechos humanos, en los ámbitos público y privado, conformada por el conjunto de conductas misóginas que conllevan a la impunidad social o del Estado, pudiendo culminar en feminicidio y en otras formas de muerte violenta de mujeres”.

“Prácticamente es la muerte de una mujer por motivos de odio o menosprecio por su condición de mujer. ¿Cómo se traduce? Es el asesinato de una mujer por el hecho de ser mujer”, explica Maritza.

-¿Quién lo creó?
Este término se introdujo por primera vez gracias a la antropóloga y feminista mexicana Marcela Lagarde, en un artículo que denominó “Identidades de Género y Derechos Humanos”. Fue la primera en utilizar este término para hacer ver que en los homicidios no se evidenciaban las relaciones de poder que existen de los hombres hacia las mujeres cuando cometen el delito, en comparación a las particularidades que tenían las muertes de las mujeres, por lo que era necesario un término en relación con lo femenino: feminicidio.

“Posteriormente hubo otros países que comenzaron a retomarlo y es así como en El Salvador, en 2012, que es cuando entró en vigencia la Ley Especial Integral para una Vida Libre de Violencia para las Mujeres, se comienza a hablar sobre el tema de feminicidio”, indica la especialista.

-Es ejercido de un hombre a una mujer
“El feminicidio solo puede ser ejercido de un hombre a una mujer por las relaciones asimétricas de género que existen. En cambio, el homicidio es el delito que consiste en matar a una persona y puede ser ejercida por un hombre o por una mujer”, asegura.

-No es un crimen pasional
“Es una serie de violencia que el hombre o el agresor comete hacia una mujer, donde hace el menosprecio hacia ella y donde va implícita la misoginia, que es la conducta de odio con todo lo relacionado a lo femenino. Ahí hay rechazo, aversión y puede haber desprecio”, indica Maritza.
 
-Puede ser en el ámbito público y privado
No solo se le llama feminicidio a la muerte de una mujer a manos del compañero de vida. Puede ser cualquier persona, pero siempre que sea hombre o un grupo de hombres.

-¿Quién determina que es un feminicidio?
“La Fiscalía General de la República es por mandato la institución que da persecución a todo el delito. Ellos deben de catalogar cuándo se está hablando de un feminicidio o cuándo de un  homicidio, y ellos retomarán el Artículo 45 y 46 de la Ley Integral, porque ahí está una serie de elementos que ellos deben  tomar en cuenta para catalogar ese asesinato como un feminicido u homicidio”, explica.

-Sanciones
“Al juzgar a los agresores como feminicidas, la pena de cárcel es mucho mayor. Cuando se está hablando de un homicidio, la pena es de 10 a 20 años. En cambio, cuando se está frente a un feminicidio es de 20 a 35 años”, señala.

-La importancia del uso de este término
Es esencial que la sociedad vaya reconociendo que el tema de la violencia contra la mujeres no es cualquier cosa, no son crímenes pasionales, son situaciones que las mujeres estamos viviendo. “Las muertes pueden ser consecuencia de diversas manifestaciones de violencia previa. O sea, la mujer puede haber sufrido violencia física, psicológica, económica, todas las establecidas en la Ley, pero la expresión máxima es el feminicidio, que es la muerte. Es importante que las mujeres puedan ir detectando todos estos tipos de violencia que pueden sufrir, para no llegar a ese nivel extremo”, agrega Henríquez.

Tags:

Lee también

Comentarios