“No hay otro camino que la música”

Rubén Flamenco es un pianista salvadoreño. Es el director y fundador de la orquesta Salsalvador All Stars, nacida en 2005.
Enlace copiado
“No hay otro camino que la música”

“No hay otro camino que la música”

Enlace copiado
Tras viajar a Costa Rica para formarse en música, en 1999 decidió llegar más lejos e ir a probar suerte a Nueva York. La apuesta fue afortunada: se ganó una beca en el conservatorio Harbor, considerado una de las escuelas más importantes de la música latinoamericana. Fue la última que entregó Tito Puente. Tras eso, pasó una temporada en Estados Unidos, donde acompañó en el escenario a artistas como Willie Colón y Marc Anthony. Volvió a El Salvador en 2002 para cumplir su sueño de construir con sonidos en su propio país.

¿Cree en la inmortalidad del alma?

Difícil pregunta. No se puede dar una respuesta acertada. Pero pongámosle que sí.

¿Qué le gustaría que pasara hoy que no esté pasando?

Que haya paz en El Salvador. Es un sueño que compartimos todos. Al menos eso creo yo.

¿Qué le gustaría que dijera su epitafio?

Lo que dice el Salmo 23: “Jehova es mi pastor, nada me faltará”.

¿Cuál es su mayor extravagancia?

Ser un devoto de la vitamina S.

¿Cuándo miente?

Miento solo cuando es necesario.

¿Qué carrera o negocio consideraría si tuviera que comenzar otra vez?

La música. No hay otro camino que la música.

¿Qué es la salsa?

La salsa es el género que me apasiona. Cada día está creciendo en El Salvador. Es el ritmo por el cual llegué a Costa Rica, ahí conocí a mi esposa, por ella tengo mi familia. Por ella fui a Nueva York, tengo mi Maestría en Música. Le debo todo a la salsa.

Tags:

  • salsalvador
  • 7 preguntas
  • ruben flamenco

Lee también

Comentarios

Newsletter