Lo más visto

Más de Revistas

¿No le gusta su trabajo? Claves para enfrentarlo

Las actitudes que más predominan en las personas que no les gusta su trabajo son las quejas permanentes; no son proactivas, ni muestran interés por hacer un trabajo de calidad y su nivel de productividad es bajo.
Enlace copiado
Enlace copiado
La vida profesional cada vez es más difícil, puesto que los espacios laborales se vuelven más limitados mediante avanza la globalización, por lo que muchos trabajadores no les quedan más opciones que aferrarse a su trabajo, aunque no sea de su agrado.

Algunas de las causas que más predominan a esta situación son: mal clima laboral, acoso laboral o mobbing (por parte del  superior o de los mismos compañeros), insatisfacción con el salario, trabajo aburrido o que parece muy complicado.

Isabel Serrano, formadora y consultora empresarial, explica que esta problemática se puede ver en cualquier organización, por lo que lo primero que el empleado debe hacer es reconocer cómo se siente y buscar ayuda profesional si es posible dado que su salud emocional está siendo afectada, y por ende su estabilidad laboral dentro de la empresa y personal en el ámbito familiar.

“Sería conveniente  conversar con su jefe o con el área de RRHH (si la hubiere), ya que podría ser que lo ubiquen en otra área donde si pudiera ser más productivo, haciendo algo que le guste y se sienta capaz para ello”, aconseja la profesional.

Además, la consultora recomienda un cambio de actitud; para ello lo principal es estar consciente de la situación y tener claro que si necesita seguir en ese trabajo debe hacer un esfuerzo por mostrarse con una actitud positiva y hacer de sus días de trabajo una oportunidad para demostrar que a pesar de que no le apasione lo que haga, es posible hacerlo bien y con compromiso, ya que de lo contrario tarde o temprano será la empresa la que decidirá prescindir de sus servicios, ya que necesitan gente productiva que se desempeñe bien en sus labores.

Sin embargo, hay quienes definitivamente ya no se sienten bien en la empresa, por lo que la decisión más viable es presentar la carta de renuncia. Esta no es una decisión fácil, por lo que la persona  debe asegurarse de conseguir un empleo antes de salir de la organización donde está situado, y esta vez debe cerciorarse de que este nuevo trabajo lo motive al cien por ciento.

“Hoy en día hay muchos espacios en internet que se pueden utilizar para colocar el CV y venderse con su marca personal, por ejemplo Linkedin que es muy utilizada por reclutadores y empresas que buscan perfiles en estas redes profesionales. También tener una idea de negocio que considere que puede poner en marcha, podría ser una alternativa para que su situación mejore”, concluye la especialista en temas laborales.

Tags:

Lee también

Comentarios