Lo más visto

No te quedes a medio camino del placer

La eyaculación precoz es un trastorno sexual que afecta a los hombres, y una causa puede ser el estrés.
Enlace copiado
Enlace copiado
Se estima que entre el 25% y el 40% de la población masculina puede llegar a sufrir esta disfunción. Aunque la mayoría de hombres es susceptible a padecerlo alguna vez en su vida sexual.
La eyaculación precoz es una falta de control sobre el reflejo eyaculatorio. Se trata de una deficiencia de la fase del orgasmo durante la relación sexual. En los casos más graves el hombre termina antes de la penetración o en segundos después de hacerlo.
Médicos y terapeutas sexuales aseguran que muchas veces el trastorno tiene origen en problemas emocionales y psicológicos, pero hay otros que responden a la anatomía de los hombres.
Durante el coito, el hombre se excita progresivamente hasta que llega a la fase conocida como “meseta”, cuando disfruta del placer sexual, hasta llegar voluntariamente al clímax. Pero en alguien con el trastorno, la fase no existe, no hay excitación y se da una terminación temprana.

Mejorando la resistencia
Existen recomendaciones, como ejercicios y técnicas naturales, así como alimentos que ayudan a tener un mejor control. Sin embargo, la recomendación médica siempre es analizar la fuente del problema y contar con una dieta balanceada.
Algunos recomiendan alimentos para combatir ese incómodo trastorno, entre ellos están los tés, como manzanilla y valeriana. Ambos provienen de plantas con efectos tranquilizantes, lo cual ayudaría a calmar la ansiedad.Se recomienda ingerirlo alrededor de 10 minutos antes del coito.

Otro alimento que tiene fama de ayudar a la virilidad es la avena. Algunos les dan el nombre de “la viagra natural”. Puede mezclarse con leche o yogur y es una fuente de fibra natural famosa por su beneficio para el corazón.
Entre amigos muchas veces se pasa la voz sobre el uso de medicamentos, como los anestésicos. Sin embargo, el uso de cualquier fármaco debe estar sujeto a la prescripción médica.
 


Técnicas de apoyo
Desde luego que el primer apoyo se debe tener hablando con la pareja. Los baños de asiento son recomendados ya que ayudan a sedar los genitales. El agua que se va a emplear debe hervirse con hojas de romero, ya que con eso se garantizará un efecto más prolongado. Se debe hacer previo a la relación sexual.
También los especialistas recomiendan ejercitar los músculos perineales, que son los que los hombres utilizan para orinar, y funcionan igual al momento de la eyaculación. Para ejercitarlos, hay que apretar y soltar, en repeticiones de 15 veces continuas, luego descansar un minuto, y volver a repetir. Lo aconsejado es hacerlo cinco series de 15 a diario.
Si eres de las personas que gusta por lo más espiritual, puedes emplear la meditación, ya que eso te ayudará a tener más control sobre algunas acciones del cuerpo y canalizar de una mejor forma la energía. En lo sexual, ayuda a relajarse y mejorar el rendimiento.
El hombre debe buscar apoyo en su pareja para superar este trastorno, es esencial la comunicación para evitar conflictos. Si el hombre decide ponerse en tratamiento, la participación de la pareja es positiva en el proceso terapéutico y se convierte en un instrumento esencial para garantizar el éxito del proceso

Tags:

  • alpha
  • sexo
  • eyaculación

Lee también

Comentarios