Lo más visto

Más de Revistas

[OPINIÓN] ¿Qué significa ser proactivo?

“Ser proactivo” es el primer hábito del famoso libro “Los 7 hábitos de las Personas Altamente Efectivas”, de Stephen Covey. Como seres humanos, somos responsables de nuestras propias vidas.
Enlace copiado
Enlace copiado
Nuestra conducta es una función de nuestras decisiones, no de nuestras condiciones, esto significa que dicha persona tomará la iniciativa, se anticipará a los hechos, será responsable por lo que suceda y decidirá en cada momento, es capaz de reaccionar ante cualquier circunstancia y no responsabiliza a otros por sus errores.

Pero ser proactivo no significa que se actuará de forma desorganizada o de forma alocada. Una persona proactiva no se queja si en el trabajo o en su negocio las cosas no van como espera, sino que trabaja para conseguir los objetivos y generar cambios constructivos en su organización, también significa tomar control consciente sobre su vida, fijarse objetivos y trabajar duro para lograrlos.

En vez de reaccionar ante eventos y esperar a que lleguen las oportunidades, sale y crea sus oportunidades, en vez de ir actuando con base en las situaciones que van llegando a su vida, va creando las condiciones para alcanzarla.

Muchas personas piensan reactivamente, es decir, construyen sus vidas emocionales en torno a la conducta de los otros, permitiendo que los defectos de las otras personas las controlen, reaccionan al percibir determinadas situaciones o eventualidades. Pensar de manera reactiva es hasta cierto punto bueno, sin embargo se convierte en un problema cuando se hace todo el tiempo, ser proactivo significa anticiparse a los problemas, buscar nuevas soluciones, dar lo mejor de sí mismo. Ser reactivo, por el contrario, significa resolver los problemas cuando aparecen, no querer cambios para que no vuelvan a ocurrir. Un serio problema del lenguaje reactivo es que se convierte en una profecía de auto cumplimiento. Refuerza el paradigma de que estamos determinados y genera pruebas en apoyo de esa creencia. La gente se siente cada vez más impotente y privada de su autocontrol, alejada de su vida y de su destino. Culpa a fuerzas externas (a otras personas, a las circunstancias, incluso a los astros) de su propia situación.

Tags:

Lee también

Comentarios