Lo más visto

[Opinión] Construyendo la estrategia del futuro

La búsqueda e identificación de la competencia crítica, además del valor estratégico señalado, permite un ejercicio colectivo de alto significado cultural en la organización.
Enlace copiado
Enlace copiado
Cuando una organización mira al futuro y quiere construir su estrategia es recomendable hacer una parada y observar con cierto detenimiento el camino recorrido a lo largo de los años. Reconstruir colectivamente su historia permite identificar hitos, personas, cambios, contextos u otros, y, a través de ellos, encontrar rasgos, patrones o habilidades que han estado presentes de manera constante en su comportamiento como organización.

Estos rasgos, patrones o habilidades pueden ser denominados como “competencias críticas”. Generalmente una de ellas tiene más fuerza o presencia que las demás y se convierte a partir de entonces en la competencia crítica de una organización que quiere unir su pasado con su futuro. Porque esa competencia crítica identificada ha de estar contemplada, de manera relevante, en la estrategia que se diseñe para los próximos años.

Es un rasgo, patrón o habilidad, en muchos casos parte de la cultura interna, que va a seguir estando presente en la organización, y puede ayudar a que la estrategia se desarrolle adecuadamente.

La búsqueda e identificación de la competencia crítica, además del valor estratégico señalado, permite un ejercicio colectivo de alto significado cultural en la organización. Las personas y los equipos participan en espacios de conversación sobre la evolución de la organización. En ellos generan interpretaciones colectivas diversas, convergentes y divergentes, y retoman el diálogo sobre el origen de la organización, su misión inicial, los cambios vividos a lo largo de los años y sus significados.

 El ejercicio de estas conversaciones aporta a la identificación colectiva, al reconocimiento de las personas que han pasado por la organización y sus aportes, a la integración en ella de quienes llevan menos tiempo, y a la construcción simbólica y emocional del relato de la identidad de la organización.

Porque en ejercicios de estas características, la historia que se construye y relata no es una simple narración de hechos sucesivos, sino su interpretación profunda, de la que surge la competencia crítica de la organización, elemento característico de su identidad que une el pasado con el futuro.

Tags:

Lee también

Comentarios