Lo más visto

[Opinión] El ego: ¿cuál es mi tipo?

El ego, de acuerdo al diccionario, es una “valoración excesiva de uno mismo”. En palabras comunes, creer que se es más que los otros. En psicología, el ego es la instancia psíquica a través de la cual un individuo es consciente de su propia identidad, y en latín este término significa “Yo”.
Enlace copiado
Enlace copiado
El ego es una palabra muy usada, pero su significado profundo es desconocido, ya que algunos de sus significados han sido cargados negativamente, sobre todo cuando algunos comportamientos se hacen insoportables y se cae en juego del “Yo-Yo-Yo”.

Lo cierto es que el ego en su esencia no es negativo. Es el exceso el que lo hace tener diferentes matices que se vuelven negativos. Cuando una persona tiene un ego exacerbado suele tener dificultad para conectarse íntima y satisfactoriamente con los demás. Es decir, le cuesta entender un ego que no sea el suyo. Generalmente busca satisfacer sus propias necesidades, ignorando las demás.  Pero,  ¿cómo es que se forma el ego? Se le atribuye a la madre o a la persona con la que el niño crece; son los primeros meses de vida los más importantes, pues él se ve reflejado como si fuese un espejo en lo que percibe de su madre, con lo que hace y le dice que es. Por lo tanto, si es negativa o positiva esa imagen, el niño crecerá creyéndolo, puesto que viene de personas significativas que abonan a su autoconcepto o autoestima. Buscando una forma de protegerse, estas personas, de manera inconsciente, toman dos caminos ante una imagen negativa:  elevar su ego a través de la fantasía (crear una imagen que no tiene, como la del superhéroe) o  aceptar de manera sumisa que es lo que le han dicho (mostrando una personalidad apocada, temerosa, sin visión). De estos dos caminos inadecuados nacen una variedad de comportamientos que los vuelve inadaptados, pues generalmente son agresivos. Tener un jefe o compañero de trabajo con conductas de este tipo es difícil de trabajar, pero no imposible. Lo único que le sucede es que hay una herida muy grande en su corazón y no puede reconocer su vulnerabilidad. Lo mejor, estimados lectores, es aprender a valorarse; si no puede solo, buscar ayuda de alguien que considere le aprecia y se dará cuenta de lo valioso que es y no lo sabía.  

Tags:

  • columnistas
  • opinión
  • bolsa de trabajo
  • empleo
  • trabajo

Lee también

Comentarios