Lo más visto

Más de Revistas

[Opinión] El lenguaje nos delata

El lenguaje, por ejemplo, es un indicador muy fiel del grado en que se ve como persona proactiva; el lenguaje de las personas reactivas las absuelve de responsabilidad:
Enlace copiado
Enlace copiado
En la entrega anterior vimos que ser proactivo tiene muchos beneficios, sobre todo en la forma cómo afrontamos los eventos o las oportunidades, pero ¿cómo saber si somos proactivos o reactivos? La clave puede estar en el lenguaje, y este es una herramienta muy valiosa para programar nuestro cerebro y nuestras actitudes en la vida.

El lenguaje, por ejemplo, es un indicador muy fiel del grado en que se ve como persona proactiva; el lenguaje de las personas reactivas las absuelve de responsabilidad:

“Ese soy yo. Yo soy así, eso es todo”: estoy determinado. No puedo hacer nada al respecto.

“¡Me vuelvo loco!”: no soy responsable. Mi vida emocional es controlada por algo que está fuera de mi control.

“No puedo hacerlo. No tengo tiempo”: me controla algo que está fuera de mí: el tiempo limitado.

“Si mi esposa fuera más paciente…”: la conducta de algún otro está limitando mi efectividad.

“Tengo que hacerlo”: las circunstancias u otras personas me fuerzan a hacer lo que hago. No tengo la libertad de elegir mis propias acciones.

Ese lenguaje deriva de un paradigma básico determinista, y en su espíritu está transferir la responsabilidad. No soy responsable, no puedo elegir mi respuesta. Por supuesto, todos llevamos dentro una mezcla entre proactividad y reactividad, ejemplos de ambos extremos son muy inusuales, normalmente somos proactivos en algunas cosas y reactivos en otras.
Podría considerarse extremadamente proactivo en tareas como asear su habitación, pero muy reactivo en cuanto a mantener su bandeja de entrada de correos electrónicos impecable, con lo que dejaría que se acumularan o, en su defecto, actuaría en modo “piloto automático”.

La idea es que puedes ser proactivo en las cosas que más resultados positivos pueden brindarte, y puedes dejar la reactividad para situaciones sin importancia, en donde es mejor automatizar y despreocuparte.

Tags:

Lee también

Comentarios