Lo más visto

Más de Revistas

¡Pancita bajo control! Lo que debes saber sobre el uso de la faja femenina

¿Será que las fajas de verdad son útiles para estilizar la figura? Descubre todo lo que necesitas saber sobre esta prenda femenina que se ha vuelto indispensable en el clóset de algunas mujeres.
Enlace copiado
¡Pancita bajo control! Lo que debes saber sobre el uso de la faja femenina

¡Pancita bajo control! Lo que debes saber sobre el uso de la faja femenina

Enlace copiado

A inicios del siglo pasado, la faja femenina fue una de las invenciones de moda que llevó a las mujeres a liberarse de la opresión del corsé; en aquellos años esta pieza era para mujeres de clase social alta y su uso era habitual en el ajuar de novia. Sin embargo, en estos días esta prenda interior elástica que ciñe la cintura y su diseño hasta las caderas se ha vuelto indispensable en el guardarropa de una gran cantidad de mujeres.

En la mayoría de casos, la utilidad de estas prendas moldeadoras es estética y no está prescrito que provoquen problemas de salud ni se desaconseja su uso, aunque debes comprar la talla correcta y usarla cuando sea necesario. A continuación te invitamos a conocer algunos datos sobre el uso de la faja que sin duda te serán útiles.

  • Su diseño. Lo ideal sería que la faja que utilices cuente con tecnología seamless (sin costuras), puesto que se ajustan mejor al cuerpo y no lo marcan. También, sería bueno que cuenten con principios activos y debes tener certeza de que el material con el que está elaborada no te provoque reacciones alérgicas.
  • Tipos de fajas. Las fajas se tipifican de acuerdo con la utilidad que se les dará, así encontrarás fajas terapéuticas (posoperatorias o posparto) o fajas para moldear la figura. En cuanto al tiempo de uso y su finalidad, lo más recomendable es que consultes con un experto para que te indique cómo debe ser la faja que usarás.
  • Talla correcta. Este punto es muy importante, así que toma nota: una faja demasiado estrecha puede provocarte problemas de salud, por eso debes elegir la talla adecuada. Usualmente la oferta de fajas va desde la talla S hasta la XL. Ten presente que estarás usando la talla correcta si esta no se dobla ni se sube.
  • ¿Problemas de salud? Si vas a usar una faja, asegúrate de usar la más adecuada tanto en talla como en material. Si no usas la faja que realmente necesitas, puedes sufrir reacciones alérgicas, inflamación, calambres, entre otros problemas.
  • Cuidado de la faja. Lava tu faja a mano con agua fría o tibia y deja que se seque en un lugar ventilado, pero no en el sol. Ni se te ocurra plancharla, pues con esto provocarás que pierda su efecto compresivo.

Imágenes: Pinterest

Tags:

Lee también

Comentarios