Perfil: Chiboletas. Creatividad y talento en colores vibrantes

Brenda Perla orientó su gusto por los collares y su habilidad para trabajar la madera en un emprendimiento original, llamado Chiboletas. 
Enlace copiado
Brenda le pone todo su empeño, talento y creatividad a cada creación.

Brenda le pone todo su empeño, talento y creatividad a cada creación.

Enlace copiado

Con los conocimientos sobre diseño y la experiencia previa de trabajar con madera, Brenda Perla se aventuró a crear una pieza de un accesorio que a ella siempre le encantó lucir: un collar. Pero no se trató de un collar cualquiera. “Siempre me han llamado la atención los accesorios grandes, llamativos y opulentos; y yo quería un collar que durara, que no se destiñera y que se pudiera andar cómodamente”, manifestó la emprendedora. 

Lo que comenzó con la idea de diseñar y crear sus propios accesorios en madera se convirtió para Brenda en la oportunidad de iniciar su sueño de crear una línea de accesorios como a ella le gustan: coloridos, grandes y totalmente fuera de lo convencional. 

Tras el interés que despertaron entre sus familiares y amigos sus creaciones, esta luchadora mujer decidió tomarse en serio su emprendimiento creando una marca que la identificara. “La pieza central de los collares es la chibola. ‘Chibola’ es una palabra supersalvadoreña, y por eso pensé en ponerle Chiboletas”, explicó Brenda.

Así, hace tres años, nació Chiboletas, un emprendimiento  que tiene su base en la madera y el plástico. Cada pieza de los collares, cuya protagonista es la “chibolita” de madera, es cortada, pulida, pintada, diseñada y armada para dar como resultado un accesorio colorido y sin igual. 


“Mi inspiración es nuestro país, que tiene diversos colores, frutas y árboles; y yo quería hacer algo que nos represente, que nos lance a que nos vean en otros hemisferios, no solo lo malo, sino en lo alegre que somos los salvadoreños”, expresó Brenda Perla.    
 
Chiboletas: De lo tradicional a lo opulento    
Esta interesante iniciativa de Brenda encontró el impulso en sus amistades y familia, quienes fueron sus primeros clientes; así como el espacio idóneo para darse a conocer en las redes sociales Facebook e Instagram. 

Consciente de que cuando se inicia un emprendimiento de este tipo es importante ser paciente para ir construyendo paso a paso una trayectoria, Brenda apuntó que Chiboletas le ha traído muchas satisfacciones y “sorpresitas” que no se esperaba y que son las que la han animado a seguir adelante.

Uno de los grandes retos a los que se ha enfrentado con sus diseños es tratar de romper con los estándares conservadores en el uso de accesorios en colores café o negro, pues su propuesta está dotada de colores vibrantes y de piezas grandes. “Poco a poco, con el auge de todos los diseñadores y los emprendimientos, se están lanzando nuevas ideas y están siendo bien recibidas. La gente comienza a cambiar y ya se atreven más a lucirlos (los collares de Chiboletas), al color y a la forma”, dijo.
 
Además del apoyo de su familia y amigos, los collares de Brenda han encantado a modelos nacionales y extranjeras. La emprendedora tiene claro que está interesada en clientas que se enamoren de sus piezas y vuelvan a adquirirlas, “aquellas que se vean en el espejo y digan: ‘me hace falta un collar de Chiboletas’ o ‘voy a ir a ver qué tiene de nuevo Brenda’”, añadió. 

El producto estrella de Chiboletas son los collares, que fueron con los que Brenda inició y son su accesorio favorito, pero recientemente se sumaron a la colección los aretes, que crea a mano con los mismos materiales con que hace los collares y bajo el mismo concepto.

“Generalmente, todos los miércoles saco productos nuevos, trato de estar innovando para que la gente venga, pero ahorita le he agregado la línea de aretes y próximamente la de brazaletes, que van a ser igual de grandes y de madera”, explicó.

Brenda Perla también le da la opción a quienes compran sus accesorios de rediseñárselos, aplicándoles nuevos colores o modificando la forma de sus piezas para garantizar la posteridad del accesorio, pues sus materiales son altamente duraderos.  

En cada collar o aretes que crea, Brenda le pone todo su empeño, talento y creatividad, dedicando mucho tiempo para lograr una pieza bonita y llena de vida. Aunque cree que el trabajo del artesano salvadoreño no es totalmente valorado, ella se muestra perseverante en seguir haciendo lo que disfruta y pretende conquistar el mercado de mujeres del país y lograr que Chiboletas sea reconocido no solo en El Salvador, sino en otros países.

“Yo siempre he dicho que hay que seguir luchando por los sueños y que hay que ir escalando, porque se presentan nuevos retos cada día”, enfatizó la emprendedora. Dice que cada nuevo proyecto requiere paciencia y constancia, por lo que como emprendedora aconseja a otros luchadores que no se desesperen ni desanimen, porque los sueños se pueden alcanzar con mucho trabajo y dedicación.

Conoce la oferta laboral de esta semana de Bolsa de Trabajo.

 

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter