Lo más visto

Más de Revistas

Perfil: Olivares Asesores. El emprendimiento lo trae en la sangre

Boris Olivares tiene una pequeña empresa en Sonsonate de asesoría contable, migratoria y jurídica, así como también una agencia de viajes.
Enlace copiado
La casa matriz de Olivares Asesores se encuentra ubicada en Sonsonate.

La casa matriz de Olivares Asesores se encuentra ubicada en Sonsonate.

Enlace copiado

Olivares Asesores es una empresa familiar muy reconocida y de trayectoria en el departamento de Sonsonate.

La empresa nació en 1977. Fue fundada por Roberto Olivares, padre de Boris Olivares. En un inicio el negocio fue un despacho contable, ya que Roberto es tenedor de libros, título con el que  antes se conocía a los contadores.

Con mucho sacrificio, trabajando en Sonsonate y estudiando en San Salvador, Roberto logró obtener su título como tenedor de libros.

Cuando finalizó sus estudios decidió dejar de trabajar como contador para empresas reconocidas en Sonsonate y aventurarse con el emprendimiento al establecer su propio despacho contable.

La empresa fue fundada en la calle Alberto Masferrer Oriente, 4-3, barrio El Ángel, Sonsonate, donde actualmente continúa funcionando.
Con el tiempo, la empresa fue creciendo y teniendo más clientes en el occidente del país. En 2003,  Boris Olivares, el segundo hijo de Roberto Olivares, decide innovar e inyectarle nuevos servicios al emprendimiento.

Se abren nuevos rubros   
En 1999, Boris comenzó a estudiar la carrera de Ingeniería en Sistemas en la Universidad Albert Einstein, en San Salvador. 

Cursaba el tercer año de la carrera cuando se dio cuenta de que si se graduaba como ingeniero en sistemas no iba a dedicarse a la pequeña empresa que ya su padre había fundado, por lo que decidió retirarse de los estudios. 

“Al ver el crecimiento como empresa dentro de lo contable, decido que aunque tenía bastante conocimiento y las ganas de ser ingeniero en sistemas, ahora estamos pasando un momento difícil económicamente. Es ahí donde pienso que tenía que estudiar algo que fuera apegado a lo que ya estaba formado por mi padre, que era una pequeña empresa que no podía desaprovechar, y en la que yo sabía que si me graduaba de Ingeniería en Sistemas era poco probable ejercer o seguir con la parte contable. Mi hermano en ese momento no estaba cercano a la oficina, tenía su oficina de transporte de carga en Sonsonate”, recuerda Boris acerca de cómo fue que se decidió por emprender en el negocio familiar.

Al dejar sus estudios en la Albert Einstein, en 2003 y 2004 se dedicó únicamente a trabajar en Asesores Olivares, y es ahí donde consigue un contacto muy valioso para crear dentro la empresa  una agencia de viajes.
 
En el 2005, ya con un sueldo propio, decidió estudiar la Licenciatura en Contaduría Pública en la Universidad Dr. José Matías Delgado (UJMD). Mientras estudiaba siempre siguió laborando en Asesores Olivares.

“Era bien sacrificado venir desde Sonsonate a estudiar en bus, pero mi padre es de los que creen que los sacrificios son los que le forman el carácter a uno”, menciona el emprendedor.

Para ese tiempo la empresa ya era una firma contable y al mismo tiempo una agencia de viajes, pero al ver la demanda de clientes que preguntaban si no daban asesoría migratoria, Boris determinó que debían extender el negocio y ofrecer ese tipo de servicio, por lo que en 2008 decide incluir en el negocio familiar a su hermano Jorge, quien es abogado, y comienzan a brindar los servicios de asesoría migratoria.

Para esa misma fecha, Silvia de Olivares, madre de Boris y Jorge, se jubiló de su empleo formal y se dedicó también a trabajar en la empresa familiar.

Sin embargo, en 2009 Boris se aleja por un año de Olivares Asesores y comienza a trabajar como contador general en una agencia de viajes muy reconocida en San Salvador. Esa experiencia laboral le sirvió de mucho para enfocar de mejor manera su agencia de viajes en Sonsonate. A partir de 2010, ya graduado de la universidad, regresó a Sonsonate con más experiencia laboral.

Al mismo tiempo, para finales de 2009, ya con tres rubros en la cartera de servicios: asesoría migratoria, contable y jurídica, una empresa prestigiosa contactó a Boris para que fuera la persona autorizada de la logística de papeles legales. “Ya en todo esos rubros nos busca una empresa que se dedica al envío y recepciones de documentación como logística  para que nosotros podamos ser prácticamente su sede en Sonsonate, y ahí ya involucramos un rubro más, que es el rubro de logística en el interior y en el exterior del país, entrega y recepción de documentación legal”, señala Olivares.

Un año después de graduarse de la UJMD, Boris obtiene la autorización como Auditor de la República, por lo que a partir de ello también brinda los servicios de auditor contable en su empresa.


Es así como la empresa Olivares Asesores brinda los servicios de asesoría en contaduría pública, auditoría, asesoría migratoria y jurídica, agencia de viajes y la logística y envío de documentos legales. Por el momento, Boris se encuentra estudiando una maestría en emprendimiento y desarrollo social, para impulsar más la empresa.


Olivares Asesores
La casa matriz de Olivares Asesores se encuentra ubicada en Sonsonate, en calle Alberto Masferrer Oriente, 4-3, barrio El Ángel, Sonsonate. Los números de teléfono para contactar son: 2451-2993 y 2451-0656.

Sucursal Cara Sucia, Ahuachapán, está ubicada en avenida Central Sur, calle El Garrobo, barrio El Progreso, Cara Sucia, San Francisco Menéndez, Ahuachapán.
 
Para más información, visita 
Facebook.com/OlivaresYAsociadosAsesores

Mira la nueva oferta laboral en Bolsa de Trabajo.

Tags:

Lee también

Comentarios