Lo más visto

Más de Revistas

(Perfil): “Oportunidades hay para todos”

Son novios: ella arquitecta y él, ingeniero electricista; pero su sueño era emprender un negocio juntos y lo cumplieron en 2016.
Enlace copiado
(Perfil): “Oportunidades hay para todos”

(Perfil): “Oportunidades hay para todos”

(Perfil): “Oportunidades hay para todos”

(Perfil): “Oportunidades hay para todos”

Bolsa de Trabajo, perfil de 12 de junio     Propietarios de Pupuseria El Rinconcito de Antiguo     Foto por: Marisol Peñate

Bolsa de Trabajo, perfil de 12 de junio Propietarios de Pupuseria El Rinconcito de Antiguo Foto por: Marisol Peñate

Enlace copiado
Hace dos años Elsy Carolina Funes y José Rivera Landos se hicieron novios. Pasados unos meses,  a mediados de 2015, les nació “la espinita” de emprender en conjunto. “Ambos somos profesionales: yo arquitecta, él ingeniero electricista. Yo  tengo ya establecido un negocio, que es un estudio de arquitectura; él trabajó conmigo en ciertos proyectos, por lo que siempre tuvimos la idea de poder montar un negocio juntos, y veíamos que el tema de la comida es imprescindible para todo”, explica Funes. 

Por seis meses pasaron contemplando la idea de lanzar su proyecto pero la oportunidad llegó cuando José Landos se quedó sin trabajo luego de finalizar el proyecto en el que trabajaba, “tenía un dinerito ahorrado y él también, más lo de la liquidación que le dieron, dijimos ‘es ahora o nunca’”.

Al principio no encontraban un local, pues eran muy caros o pequeños hasta que descubrieron el local 37, en la colonia Jardines de Guadalupe, calle Mediterráneo, de Antiguo Cuscatlán y desde el ocho de febrero de 2016 habilitaron “El Rinconcito de Antiguo”, una pupusería con un concepto diferente, enfocados en los extras que se le da al cliente cada vez que visita el lugar. 

Ofrecen una atención personalizada, con aire acondicionado, música y, lo más importante, en un ambiente limpio. “Siempre nos preocupamos por la limpieza en nuestro negocio, dando también productos de calidad”, enfatiza José Landos. Otro distintivo es que le pidieron al pintor Ignacio Sánchez que les hiciera un mural con diferentes figuras representativas de El Salvador, lo que hace una pupusería diferente al resto.

El trabajo
José Landos es el gerente de operaciones y Elsy Funes la gerente de administración. José está completamente dedicado al negocio y Elsy divide su tiempo entre su negocio de arquitectura y El Rinconcito de Antiguo.

Cuando comenzaron contrataron a dos personas; ahora tienen 10 a su cargo. Poco a poco su negocio crece, ahora ampliaron el local, han adquirido un camioncito para realizar diferentes mandados y tienen dos repartidores para servicio a domicilio. Entre las pupusas que ofrecen están “las tradicionales y las especiales como de pollo, con hongos, con jalapeños, de jamón, y poco a poco le vamos añadiendo más al menú, dependiendo del gusto de los clientes”, señala Landos.

Los precios que manejan son de $0.50, $0.60 hasta $0.75. También tienen un combo familiar de 10 pupusas más 1.25 litros de soda por $5.50, y combos especiales para estudiantes de dos pupusas más un chocolate por $1. 

Pupusería El Rinconcito de Antiguo
La pupusería está en colonia Jardines de Guadalupe, calle Mediterráneo, local 37, Antiguo Cuscatlán. Horarios de atención: de lunes a sábado, de 6:30 a. m. a 11:30 a. m. y de 5 p. m. a 9 p. m.; domingos de 7 a. m. a 10:30 a. m. y de 5 p. m. a 9 p. m. Servicio a domicilio: 2525-7517, Facebook.com/El Rinconcito de Antiguo.

 

Tags:

  • trabajo
  • emprendedor
  • pupusería

Lee también

Comentarios