Lo más visto

“Podría vivir sin hacer cine, pero no sin escribir”

Brenda Vanegas es una cineasta salvadoreña con varios documentales en su haber, entre los que se cuenta “El camino más largo”, nominado al Ícaro el año pasado.
Enlace copiado
“Podría vivir sin hacer cine, pero no sin escribir”

“Podría vivir sin hacer cine, pero no sin escribir”

“Podría vivir sin hacer cine, pero no sin escribir”

“Podría vivir sin hacer cine, pero no sin escribir”

Enlace copiado
Hija de madre migrante y formada en el extranjero, está a punto de rendirle un homenaje a su progenitora a través de su primer largometraje de ficción, “Volar”, la historia de María, una mujer salvadoreña que, tras ser despedida injustamente de su empleo en España, cuida a una mujer mayor que padece alzhéimer. Acaba de terminar con éxito una campaña de crowdfunding para la postproducción de esta.

¿Cuál es su miedo más grande?

Lastimar o dañar a otros. Vivo con la constante de si hago las cosas bien o si las puedo hacer mejor, si puedo resolver conflictos, si puedo hacer algo por alguien. De verdad esto me absorbe mucho tiempo y pensamientos y he descubierto que es un miedo importante. Poco a poco he ido aprendiendo a lidiar con ello.

¿Cuál es la escena más bella que ha visto?

Cuando vi a mi madre, después de tres años, correr hacia mí, nerviosa de alegría, en un aeropuerto. Esta escena la he visto repetida muchas veces en mi vida y me genera la misma emoción siempre, igualita. Cuando nos reencontramos en los aeropuertos, puedo ver a la Brendita de nueve años correr hacia su madre.

¿Cuál ha sido su mayor atrevimiento en la vida?

Casarme. Soy muy inestable. Creo que los artistas venimos con esto en el sello de la caja.

¿Cuál es la tarea más aburrida que ha realizado?

Allá por 2007 me fui un tiempo a vivir a New York, luego de que mi padre de crianza murió. Uno de los trabajos que tuve al llegar fue el que mi madre hacía en ese momento, el de planchadora en una dry clean. Esto sí me pareció lo más aburrido del mundo, estuve solo un día. Curiosamente es uno de los escenarios más emblemáticos en “Volar”.

¿Es este el mejor momento de su vida?

La vida se construye de muchas cosas. No le dejo todo al trabajo porque no creo que deba ser así.

¿Cree en Dios? ¿Por qué?

Sí creo en Dios, soy mormona. No suelo ir los domingos a la iglesia, muchas veces porque trabajo como una desquiciada y se me va la vida. Sin embargo, los principios que he aprendido en la iglesia son para mí la guía permanente de mi vida. Trato de ser coherente en lo que hago, digo, pienso y siento. Pero ya me he equivocado y, bueno, he pedido perdón muchas veces.

¿Por qué eligió el cine como su instrumento de expresión?

Yo vengo de la escritura, más que todo. La escritura me llevó como un baile al cine, ni me di cuenta cuando ya estaba ahí. Creo que podría vivir sin hacer cine, pero no sin escribir.

Tags:

  • brenda vanegas
  • cine
  • volar
  • mormones

Lee también

Comentarios