Lo más visto

Más de Revistas

¿Qué hacer con un jefe malhumorado?

Tome en cuenta que una posición de jefatura está sujeta a una gran cantidad de presiones. Si su superior tiende a irritarse frecuentemente, siga estos consejos para sobrellevar la situación.
Enlace copiado
¿Qué hacer con un jefe malhumorado?

¿Qué hacer con un jefe malhumorado?

Enlace copiado

Cuando tiene un jefe con carácter difícil deberá seguir las siguientes recomendaciones para evitar problemas mayores. Uno de los consejos que menciona el consultor de Vínculo&Co., Nelson Flores, es prestar atención a los detalles y anticiparse a los problemas. “Normalmente un jefe hostil puede ser muy acucioso con los detalles, y los errores pueden disparar su mal humor. Por ejemplo, si sus informes han sido devueltos varias veces por problemas de redacción, es su responsabilidad especializarse y hacer el trabajo con calidad. Por otra parte, al anticiparse a situaciones problemáticas reducirá la frecuencia del mal genio de él”, aconseja.

Asimismo, el consultor aconseja considerar la empatía emocional. “Tenga en cuenta que una posición como la del jefe está sujeta a una gran cantidad de presiones. Imagine al jefe como un ‘muñeco de acordeón’: por una parte, la junta directiva o su superior en la empresa le halan la cabeza para obtener resultados y alcanzar metas; por otro lado, los subalternos le halan los pies demandando atención para que les solucione los problemas o atienda sus peticiones. Identifique cuáles son los disparadores de presión en su jefe para que se prepare para ese momento y llénese de paciencia, que seguro la necesitará”, recomienda Flores.

Para evitar enfocarse en el mal carácter de su superior y que esto no le afecte, es relevante tomar en cuenta la temporalidad y los objetivos personales, es decir, deberá tener claro que su paso por esa empresa es temporal y seguro es necesario pasar por ese proceso para alcanzar sus objetivos particulares. Tener puesta la mirada en su visión hará que los arranques de violencia verbal de su jefe parezcan menos importantes y aprenderá a soportar serenamente el mal momento.

 Al mismo tiempo, es mejor enfocarse en usted, no en el jefe. Si la relación se vuelve insoportable y siente que va a explotar, es tiempo de que considere un poco de terapia para el control de las emociones. “Recuerde que su superior tiene el ‘sartén por el mango’, y perder el control en una discusión puede hacerle perder el empleo. Aprenda a identificar sus emociones, aceptándolas y reaccionando de manera sensata. No lo puede controlar a él, pero sí puede controlar sus reacciones a lo que él haga o diga”, explica el consultor.

Por último, es necesario comunicar sus inquietudes y buscar soluciones a esta problemática.

Conozca las ofertas laborales de la semana en nuestra web.

Tags:

Lee también

Comentarios