¿Qué hago para que mi hijo me escuche?

Para que tu hijo te escuche, primero aprende a escuchar tú. Luis Carlos, del portal Niños de Ahora comparte seis pasos para una escucha efectiva, que debes tomar en cuenta la próxima vez que tu hijo se acerque para hablar contigo.
Enlace copiado
Enlace copiado
El especialista Luis Carlos de Niños de Ahora comparte que en cierta ocasión, la madre de un compañero de su hijo le preguntó qué podía hacer para que su hijo adolescente la escuchara, pues de un tiempo acá, ella parecía que hablaba con la pared. Al momento que comenzaba a dar su consejo, la hija más pequeña de la señora les interrumpió para cantarle a su mamá la nueva canción que había compuesto. Ella contestó con un simple: "ay sí, mi vida, qué bonito", ¡sin tan siquiera volverla a ver! Ante esta actitud, esta fue la sugerencia del experto hacia la madre:

Para que tu hijo te escuche, primero aprende a escuchar. Estos son 6 pasos fundamentales a seguir:

1. El primero es pon un alto a todo lo que estás haciendo.

2. Con tu actitud, hazle saber que estás para él y que lo acompañas.

3. Observa a tu hijo. ¿Qué te dicen sus palabras? ¿qué te está diciendo con su
cuerpo (lenguaje no-verbal)? ¿lo ves contento, triste, enojado, con miedo?

4.- Procura guardar silencio, mientras él habla. Haz uso de frases de reconocimiento, como: "sí", "ajá", "ah".

5.- Además, utiliza frases que le estimulen a decir más: "¿y luego qué pasó?" "dime más".

6.- Ayúdale a identificar y ponerle nombre a lo que ha estado sintiendo: "¿y cómo te sentiste?" "parece que estabas feliz", "te enojó mucho, ¿verdad?"


Además de esos pasos, según el consejero, es importante lo siguiente:

- No tienes que darle un consejo al niño o darle una solución. El valor de escuchar está
en escuchar.

- El escuchar ayuda a padres e hijos a romper el ciclo de la lucha de poder. En lugar de
discutir, escucha. Demuéstrale que lo entiendes, aunque necesites mantener tu posición.

- No trates de negar, invalidar o distraer a tu hijo de los sentimientos que está
expresando. Esto le hace sentir que no le escuchas.


"Aprender a escuchar a tu hijo es uno de los regalos más valiosos que pueden darse. Es importante hacerlo desde que es pequeño, y mantener la comunicación abierta mientras crece. Si te esmeras en escucharle, ambos recibirán muchos regalos a lo largo de sus vidas", explica Luis Carlos.


Fuente: Luis Carlos, del portal Niños de Ahora. Para más información, puedes visitar el portal: www.ninosdeahora.tv

Tags:

  • revista ella
  • hijos
  • padres
  • familia

Lee también

Comentarios

Newsletter