Lo más visto

Revistas  / septimosentido Séptimo Sentido

Reponerse de la depresión 12-E siete años después

La comunidad 30 de Abril es el hogar de 750 familias en Ciudad Arce que viven en los márgenes del desarrollo económico. A solo unos minutos de estas tierras hay un centro comercial y fábricas, pero en las casas de la 30 de Abril no hay agua potable y solo algunas familias tienen electricidad. La comunidad se formó después de una tormenta en la que cientos perdieron sus casas debido a las inundaciones. Los logros que han conseguido hasta ahora no son producto de ninguna iniciativa estatal, sino de su propia determinación para construir un hogar.
Enlace copiado
Reponerse de la depresión 12-E siete años después

Reponerse de la depresión 12-E siete años después

Enlace copiado

“Gracias a Dios las pobrezas que sentíamos eran lo normal, porque sin dinero se sufre”, es lo único que responde Eloísa Salguero cuando se le pregunta en qué momento de su vida ha vivido mejor. Eloísa es una mujer morena, pequeña y de cabello blanco. Esta mañana está molesta porque el árbol de limón que sembró ya da frutos, pero no ha crecido lo suficiente para dar sombra. Lo mismo pasa con los almendros. Por eso, le apena no poder invitar a platicar bajo la sombra de algún árbol, sino a la sombra de la pequeña casa de lámina en la que vive con su hijo.

Eloísa sabe que la pobreza no solo se traduce en problemas consiguiendo dinero para la comida. En su caso, la pobreza ha implicado la posibilidad de enfrentarse contra la Unidad de Mantenimiento del Orden de la Policía para poder ocupar la tierra en la que ahora vive. Y es que la comunidad 30 de Abril se formó cuando un grupo de ciudadanos se tomó un terreno propiedad del Instituto Salvadoreño de Transformación Agraria (ISTA) en 2012.

Lea el resto del contenido aquí.

Lee también

Comentarios