Rumbo al primer empleo antes de concluir la universidad

Son muchos los jóvenes que buscan su primera experiencia profesional antes de concluir la formación superior; su importancia es vital.
Enlace copiado
La higiene personal y la vestimenta también deben cuidarse.

La higiene personal y la vestimenta también deben cuidarse.

Enlace copiado

Cuando se está a punto de terminar la formación universitaria, la búsqueda de un empleo se vuelve prioridad, pues ayudará a consolidar conocimientos, volver práctico el aprendizaje adquirido así como para empoderarse. Sin embargo, es importante estar consciente de que este paso es un reto a superar por etapas.

Margarita Weil Nuila, psicóloga y máster en Investigación, aconseja iniciar cuanto antes la búsqueda de un empleo.
 
“Definitivamente, conseguir empleo se ha vuelto difícil, pero dentro de las opciones busca aquella que te acerca a lo que quieres ser. En este sentido, toma buenas decisiones, no tomes algo que no estás seguro que podrás sostener por un año al menos”, aconseja la profesional. 

La experta también recomienda elaborar un currículum que revele todas las competencias. “Debes saber elaborarlo, aprende a pedir ayuda; no solamente te bases en lo que sale en las redes sociales. El CV debe realmente reflejar tus capacidades y competencias de forma atractiva, todo lo que se coloca debe ser real; debe hacer énfasis si es tu primer empleo, en tu capacidad de adaptarte y aprendizaje rápido y efectivo”, señala.

Weil también recalca la importancia del autoconocimiento, saber las fortalezas que se tienen y aprender a sacar provecho de ellas en las entrevistas laborales al hacer ver a la persona reclutadora que se tiene la capacidad de aportar a la compañía en algo concreto.

La higiene personal y la vestimenta también deben cuidarse. A fin de reflejar una imagen profesional, se debe evitar vestir totalmente de negro, el exceso de perfume, texturas o peinados elaborados. “Estamos en una sociedad donde la imagen vende”, explica la profesional.
 
También se debe cuidar el lenguaje verbal y no verbal en una entrevista. “No usar modismos, chistes o palabras vulgares, así como gestos y movimientos que no aplican en el área profesional. Separe su forma de hablar con amigos y familia con la de expresarse en una entrevista y en el puesto mismo de trabajo”, dice Margarita Weil Nuila. 

Otros aspectos a favor son: llegar al menos 15 minutos antes de la cita, que es el tiempo suficiente para superar el estrés del tráfico y otros inconvenientes y proyectar una imagen más relajada; saludar con mano firme pero sin lastimar; sonreír y mantener la honestidad al hablar de sí sin recurrir a la falsa modestia.

 

Conoce la oferta laboral de Bolsa de Trabajo.

Tags:

Lee también

Comentarios

Newsletter