Lo más visto

Sale de fábrica el Porsche un millón

Este auto no será vendido a ningún cliente, pero tampoco va a ser una “reina de garaje”.
Enlace copiado
Enlace copiado
Este día se cumplió una efeméride histórica para uno de los autos deportivos más míticos jamás creados. Hoy salió de las líneas de producción de Porsche en Zuffenhausen el 911 número un millón. 

El Porsche 911 se lleva produciendo de forma ininterrumpida desde el año 1963, sobreviviendo a crisis económicas, a tiempos duros para la marca y al advenimiento de la era de los crossover y la conducción autónoma. 

El Porsche 911 sigue siendo un icono aspiracional, y pocos autos pueden presumir de ello. 

Este Porsche 911 ha sido pintado en un color icónico llamado “Irish Green”. Es un color especial, una tonalidad vintage idéntica al color con el que muchos de los primeros 911 abandonaban la fábrica durante los años 60. 

No es un British Racing Green, es un color diferente, con algo más de personalidad. Los emblemas de carrocería de este Porsche 911 son de color dorado, y se ha suprimido el emblema de la versión. De nuevo, un guiño al pasado, aunque en verdad este 911 sea un Carrera S, equipado con un motor biturbo de 3,0 litros, seis cilindros opuestos y 420 CV de potencia máxima.

Las llantas tampoco son convencionales, aunque sea un diseño que sí se pueda ver en otros Porsche 911. Pero es sin duda en el interior donde Porsche se ha volcado en otorgarle un marcado espíritu retro. 

La tapicería de los asientos es de tela, y ha sido guarnecida con el clásico patrón “pata de gallo” que se puede encontrar en el Porsche 911 R, sin ir más lejos. La pantalla digital de la instrumentación muestra la silueta de un 911 y el número “1000000” cuando se acciona el contacto. 

Porsche Exclusive ha instalado un volante con aro de madera para dar un toque final a este maravilloso habitáculo. Este auto no será vendido a ningún cliente, pero tampoco va a ser una “reina de garaje”: se embarcará en un tour mundial por varios continentes y Porsche lo usará para diversos roadtrips, con los que alimentará su afinada maquinaria de relaciones públicas. Solo entonces pasará a descansar en el Porsche Museum, donde será perfectamente mantenido y cuidado.

Tags:

Lee también

Comentarios