Se corre el telón

Aunque Roberto Salomón no esté dirigiendo obras en el inicio de esta temporada, él sigue siendo el engrane principal de la maquinaria.
Enlace copiado
Enlace copiado
El olor. La acústica. La sensación de presenciar emociones canalizadas en rostros, silencios, luces. Las texturas. Ese mundo es el que Roberto Salomón ha descubierto al correr el telón.

La aventura, y decirle así es incluso conservador, comenzó hace 10 años. Él tenía un proyecto para el que encontró apoyo financiero. Desde entonces, cuando recibió un período de prueba de tres meses, se ha dedicado a hacerse un mercado, una cartera de fieles que no lo dejan perder.

Aunque Roberto Salomón no esté dirigiendo obras en el inicio de esta temporada, él sigue siendo el engrane principal de la maquinaria. Es quien revisa todo, quien planifica, administra, y hasta quien recibe con sonrisas y abrazos al público antes de que pase a las butacas. Es alma. Bajo esa tutela es que el Teatro Luis Poma acoge este año una temporada que va de febrero a diciembre, la más larga que se ha propuesto, dicen. En este marco, la periodista Patricia Portillo entrega en esta ocasión un texto en el que Roberto Salomón se dibuja en la gente con la que trabaja y también en esa a la que le entrega arte.

De Concepción Quezaltepeque, en Chalatenango, el fotoperiodista Borman Mármol extrae unas imágenes que nos demuestran la existencia de un bosque petrificado, un eco de la flora que cubría la zona hace 25 millones de años y al que ahora se puede tener acceso gracias a los efectos de la ceniza volcánica.

Lo lamentable, que siempre existe en este país, es que ese enorme yacimiento de historia natural fue descubierto en 1997 y, como en ese entonces no se intervino ni se protegió, los saqueadores actuaron antes y sin tantas vueltas se llevaron rama por rama un invaluable recurso. A lo que queda, el Museo de Historia Natural quiere que se le proteja con un decreto. Pero para que eso llegue también falta tiempo, gente, gestiones.

La muerte del presidente venezolano Hugo Chávez es tratada también en esta edición. En el texto se hace un recuento de su carrera política desde 1992, año en el que protagonizó un golpe de Estado que fracasó. Los acentos de esta carrera los dan su fascinación por las largas alocuciones en cadena nacional, su pasión por el béisbol y el crédito político que le sacó al petróleo.

Tags:

  • Teatro Luis Poma
  • Roberto Salomon
  • bosque petrificado
  • Hugo Chavez

Lee también

Comentarios

Newsletter