Shelby Cobra Concept Ford tiene lo suyo en conceptuales

En este Concept Ford trajo al presente al Shelby Cobra de la década de los sesenta.

Enlace copiado
Shelby Cobra Concept Ford tiene lo suyo en conceptuales

Shelby Cobra Concept Ford tiene lo suyo en conceptuales

Enlace copiado

El equipo de Ford, cuando diseñó el Shelby Cobra Concept, usó el lenguaje de diseño de la época, e hizo más que inspirarse en el Ford GT, ese ya legendario superdeportivo estadounidense con motor central, del cual ellos tomaron su chasis de aluminio tipo spaceframe y transformaron su arquitectura de motor central a una arquitectura común de motor delantero longitudinal.

Este concepto de Ford es poco más largo que un Mazda MX-5, medía menos de cuatro metros de largo, su peso era de solo 1,395 kilos debido sus materiales ligeros, como el aluminio. El secreto de los Shelby Cobra siempre fue la relación peso-potencia; un homenaje en condiciones no podía flaquear en este aspecto. Los expertos del diseño de la marca del óvalo desarrollaron un nuevo motor V10 de aluminio, con un cubicaje de nada menos que 6.4 litros. Su diseño hace que la clásica calandra del Cobra clásico tome un protagonismo claro. Sus enormes llantas de aluminio esconden discos de freno perforados de 14 pulgadas de diámetro, y en la zaga unos enormes escapes -imbuidos en el difusor trasero– anuncian las intenciones malévolas de este roadster. Según sus diseñadores, aunque esto solo está en papel, este poderoso Shelby Cobra Concept sería capaz de alcanzar los 430 km/h, acelerando hasta los 100 km/h en cuatro segundos.

Lo moderno en lo pasado
Este concepto de Ford es una reminiscencia hacia los modelos pasados de la marca, una interpretación moderna de lo ya pasado. Este concepto es la reinterpretación de los Shelby Cobra de los sesenta, usando como inspiración al Ford GT, que había sido lanzado al mercado casi al mismo tiempo. Así nació el Ford Shelby Cobra Concept.

Sobrio interior
El Ford Shelby Cobra destaca por su espectacular interior en color azul.   Este era espartano, cuajado de aluminio y cuero de color azul; un excelente homenaje a los Shelby clásicos. Todo en línea al homenaje de los Cobras de antaño de la Ford, un auto que es toda una leyenda en los caminos americanos.

Potencia de verdad  
El motor compartía elementos del 6.8 V10 del Econoline. Este V10 tenía una culata multiválvula. Lubricación mediante cárter seco, su línea roja estaba situada a las 6,800 rpm. Desarrollaba una potencia de 605 CV a 6,750 rpm, un abundante par máximo de 679 Nm a solo 5,500 rpm. La potencia pasaba al tren trasero por su caja de cambios manual.

 

 

Lee también

Comentarios

Newsletter